Alzheimer según la Biodescodificación

Alzheimer según la Biodescodificación
El alzheimer le permite a la persona no tener ya responsabilidades y controlar a los demás, sobre todo a la persona que tiene que cuidarla..

La enfermedad de Alzheimer, es una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales y se caracteriza por una pérdida de la memoria inmediata y de otras capacidades mentales.

Alzheimer según la Biodescodificación

Esta enfermedad se manifiesta generalmente en las personas mayores y se caracteriza por una pérdida gradual de la memoria, las personas que padecen la enfermedad de Alzheimer recuerdan con facilidad hechos acontecidos en el pasado remoto, pero les resulta dificultoso recordar los sucesos recientes y es lo que se llama amnesia de fijación.

En ella el enfermo olvida los acontecimientos a medida que se producen, pues es incapaz de retenerlos.

Esta enfermedad es una forma de huir de la realidad presente, con frecuencia la persona que la padece fue del tipo de las que se ocupan de todo, poseía una memoria excelente, a la que a veces no daba buen uso y tenía respuesta para todo.

Podía recordar detalles inexistentes o poco importantes para los demás, se jactaba de su buena memoria, estaba orgullosa de ella y sin embargo, como se creía obligada hacia los demás, sentía que no le dedicaban suficiente atención, al menos no en la forma en que le hubiera gustado.

La enfermedad le permite no tener ya responsabilidades

Controlar a los demás, sobre todo a la persona que tiene el deber de cuidarla, por desgracia, es común que quien padece esta enfermedad no tenga interés en sanar.

Son más bien las personas que la rodean quienes se preocupan porque se alivie, la persona enferma cree que es el único medio de que dispone para vengarse. Sufrió en silencio una situación y ahora tiene una buena excusa para conseguir sus propósitos.

Esta enfermedad conlleva una degeneración de las células del cerebro que se traduce por una pérdida progresiva de las facultades intelectuales que llevan a un estado demencial.

Es una enfermedad de los tiempos modernos caracterizada principalmente por el deseo inconsciente de acabar con su vida, de acabar de una vez por todas, de dejar este mundo o de huir de mi realidad y se debe a la incapacidad crónica de aceptar, de enfrentarme o de enfrentarlo con esta misma realidad con las situaciones de la vida porque tengo miedo y me duele.

Así me vuelvo insensible a mi entorno y a mis emociones interiores. Me aletargo , me abstraigo y así la vida me parece más fácil, me dejo morir poco a poco.

Es una situación grave a primera vista

De la cual puedo quedarme inconsciente mucho tiempo. Se me ve como una persona normal y equilibrada pero se observa que me repliego sobre mí por desesperación, cólera o frustración, lo cual me hace insensible al mundo que me rodea y me niego a sentir lo que sucede alrededor mío y dentro de mí; prefiero dejarme ir.

Puedo tener mucha dificultad en soltar mis viejas ideas ya que es muy grande su cantidad en mi memoria y como que mi atención está mucho más centrada sobre el pasado que sobre el instante presente, la memoria a corto plazo se vuelve totalmente deficiente y se atrofia, sin aportar nada nuevo ni creativo.

Degeneración de las células del cerebro

Mi cuerpo, atacado por la degeneración de las células del cerebro; el hecho de borrar de su memoria consciente o de su sensibilidad, me prepara inconscientemente para este período en que deberé marchar, empleado aquí preferentemente al término morir y esto se traduce por un comportamiento infantil en el cual me permito vivir y realizar todos mis fantasmas y todas mis fantasías.

El amor y el apoyo son necesarios en tal experiencia. ¡Vivo el momento presente y acepto soltar el pasado empezando a cuidarme de mí!

Autor: Angel Paz vía memoriaemocional.com