Adicciones según la Biodescodificación

Significado emocional de las adicciones

Las adicciones son el reflejo de lo que NO se dice, de lo que NO se expresa = Adicción = No dicho; y la Adicción NO sólo es al tabaco y drogas como los otros adictos a otras cosas dicen.

Significado emocional de las adicciones — Biodescodificación

Es mejor reconocer, aceptar y ocuparse de la adicción que tiene cada uno en lugar de ver las adicciones en los demás para NO caer en el cinismo ni en la hipocresía, y además para tampoco caer mal al resto de adictos por su moral falsa y de conveniencia.

Las adicciones están relacionadas al núcleo familiar, a la sobre-protección materna y a la ausencia del padre. Ambos casos por falta de amor incondicional. Toda adicción busca evitar el contacto con la emoción, puede ser un sentimiento de vacío existencial, falta de amor, sentirse solo, desconexión con nuestro ser superior.

Significa adicción

Si analizamos etimológicamente la palabra adicción significa «no dicho». Aquello que no puedo o no quiero expresar.

Adicción a la cocaína

Ayuda a manejar el odio para con el padre, a expresar lo que no me atrevo a expresar, puesto que la cocaína me desinhibe.

Ilusión de un gran despertar que facilita la relación con los demás. Quiero recobrar mi pureza o aquello que ya no puedo generar más, como la admiración de los otros.

Adicción a la marihuana

Ayuda a manejar una separación de pareja, y mi identidad o posición frente a esa separación. Persona que se busca a sí mismo, que no sabe que vino a hacer sobre el planeta. Conflicto de identidad.

Adicción alcoholismo

Está relacionado con el deseo de huir de las responsabilidades físicas o afectivas por miedo a estar herido y ser lastimado otra vez. (Conflicto con mamá).

Adicción al tabaco

El tabaco está relacionado con conflictos de la madre, vivir una situación profunda de soledad. Falta de comunicación con la madre o exceso de sobre protección. Falta de libertad e independencia.

Adicción a la obesidad

Tratar de saciar el hambre de amor con comida. Cuanto más se come, mayor es el hambre. Comer para tratar de superar el pasado o las experiencias no asimiladas.

Adicción al chocolate

La necesidad del amor y la dulzura de papá. Conflictos con la ausencia, falta de amor o desvalorización del padre.

Adicción al azúcar

La necesidad de endulzar la vida, compensando la sensación de falta de amor, ternura y alegría en la persona.

Adicción al sexo

Tratar de llenar con lo físico, lo espiritual, pensar que tener sexo es tener amor.

Adicción al trabajo

Vivir con demasiado apegos y miedo, para no sufrir carencia. Creer que se debe demostrar que mi vida es productiva y que los demás reconozcan que valgo para algo.

Adicción al ejercicio

Dificultad de aceptarse a sí mismo. Dependencia de su estado físico ( por fuera) para cubrir y llenar el vacío (Interior) de inseguridad en su propio ser.

Si sufres este tipo de adicciones debes ir al origen de la raíz de tu historia y perdonar lo que haya que perdonar en ti, sanar al niño interior y no tomarse la vida como castigo o sufrimiento, se debe trabajar el empoderamiento, la humildad, la valoración y sobre todo, el amor propio.

Aceptar está esa situación para querer mejorar, avanzar hacia adelante, dejar el Ego y decir puedo dejarlo solo, o yo no tengo ningún problema.

Nadie, nadie absolutamente nadie se levanta solo

Siempre requerimos de el apoyo de un especialista, o personas capacitadas para ello. Lo que se recomienda es la aceptación, la valoración, el aceptar que requieres de la ayuda. Que hay personas que te aman, y que ellos sufren al tener esos problemas en la familia.

El el Ego el que no nos deja aceptar la ayuda pero hay muchas herramientas para superar cualquier adicción que tengamos. El detalle es pedir la ayuda, reconocer que solo no puedo.

Que si se puede mejorar toda esa situación si tú quieres. Si no lo quieres , nadie podrá ayudarte. Si quieres girar en círculo y siempre estarás en el mismo lugar. Ya es ahora que aceptes que vales mucho, vales oro y tú no lo sabes

Déjate abrazar por los brazos de quienes te aman pero es una decisión personal. cuando decidas, estará siempre su familia, y una mano amiga para apoyarte.

Ana Méndez – Vibrando Alto