Día del cornudo en Rocca Canterano Italia

¿Te preguntaste alguna vez de dónde viene la curiosa costumbre de llamar “cornudo” a quien se ve engañado por su pareja habitual? Entérate de dónde proviene la curiosa costumbre de llamar “cornudo” a quien se ve engañado por su pareja. 

Día del cornudo en Rocca Canterano Italia

Rocca Canterano es un diminuto pueblo italiano de poco más de 200 habitantes, situado en la provincia de Roma. No siempre ha sido un pueblo tan pequeño: a principios de siglo vivían allí diez veces más personas, y alrededor de su hermosa iglesia de Santa María de la Asunción se organizaban festivales y encuentros rurales de todo tipo, casi todos durante el largo verano.

Sin embargo, el evento más curioso que tiene lugar en Rocca Canterano se convoca a principios de otoño, concretamente el domingo más cercano al once de noviembre.

Es la Festa dei Cornuti (es decir, la fiesta de los cornudos), celebrada en honor de San Martín, obispo de Tours y patrón de todos aquellos a quien su pareja ha engañado en un momento u otro.

Dice la tradición que el nombre viene de la antigua Roma, época en la que muchos legionarios al volver de la batalla eran recompensados con lujosos cuernos llenos de monedas… Pero poco después, al regresar a casa (en algún caso tras varios años de ausencia), se encontraban con que su esposa había buscado algún amante que mantuviera calientes sus sábanas.

También hay muchas teorías diferentes sobre por qué la fiesta se celebra precisamente en esas fechas…

Hay quien dice que es una fiesta pagana en sus orígenes: los celtas celebraban tradicionalmente el fin de año en noviembre con una larguísima fiesta salvaje de doce días de duración durante la que eran frecuentes las infidelidades…

Otras explicaciones menos históricas y más simplistas apuntan a que en esas fechas suelen celebrarse ferias de ganado, y hay que tener en cuenta que las bestias de la región poseen en general unos cuernos de buen tamaño…

Gran Cornudo del Año

En la actualidad se celebra una procesión presidida por el así llamado “gran cornudo del año”, que tiene el ciertamente dudoso honor de portar los enormes cuernos que simbolizan la infidelidad.

Mientras la procesión atraviesa el pueblo, varios juglares y cuentacuentos van explicando historias satíricas populares de cornudos, cantando y haciendo sonar instrumentos medievales. Estos actores suelen aprovechar la oportunidad para reírse amablemente de cualquier personaje famoso cuyos cuernos se hayan convertido en públicos…

Además de una oportunidad para desahogar las tensiones causadas por unos cuernos, el Festival da ocasión a probar alguna de las deliciosas especialidades culinarias locales. En particular cualquier plato que cuente con castañas de la zona tiene grandes probabilidades de ser absolutamente delicioso.