La mejor manera de estudiar astrología es haciendo seguimiento a los sucesos mundiales, a la vez que tomamos nota de las posiciones planetarias, así no nos quedamos sólo en la teoría…

Sucesos mundiales según posiciones planetarias

En estos últimos meses ha habido un aspecto astrológico que ha estado muy activo: el contacto de Mercurio desde Escorpio en ángulo de 120 grados (trígono) con Neptuno desde Piscis, y que de acuerdo al seguimiento que le hemos hecho, ha generado interesantes efectos en el panorama político de varios países.

Este aspecto empezó a formarse a inicios de octubre, luego Mercurio retrocedió y por eso el contacto con Neptuno no se disipó, y al volver a avanzar en el zodíaco, se mantuvo dicha configuración astral por un tiempo más.

Neptuno está en su casa que es Piscis, y allí está muy fuerte su energía; es el planeta que genera confusiones, incertidumbres, y cuya tendencia es a que las cosas sean poco prácticas y demasiado idealistas o utópicas. Al estar en contacto con Mercurio, astro de las comunicaciones, lo descuadra un poco; además, el planeta está en Escorpio, signo de lo oculto y misterioso.

En Estados Unidos, coincidió el contacto de estos dos astros con el lanzamiento del llamado Obamacare, sistema de salud pública en donde los ciudadanos pueden en teoría acceder por internet; el lanzamiento del programa fue el primero de octubre, con Mercurio y Neptuno en contacto, y el resultado fue desastroso, pues la página web no funcionó bien y muy pocas personas pudieron acceder; hasta el día de hoy el funcionamiento ha sido defectuoso, y el presidente Barack Obama ha ofrecido soluciones poco claras, ocasionando disgusto y trayendo como consecuencia que su popularidad haya bajado.

En Venezuela, con Mercurio retrógrado contactado con Neptuno (astro que también tiene que ver con la religión), el líder de la oposición, Henrique Capriles, fue a visitar al papa Francisco, pero su visita quedó opacada con las medidas económicas anunciadas por el presidente Nicolás Maduro, que generaron revuelo en la población.

Capriles había sido centro de atención los días previos a su visita, pero la situación se revirtió y los posibles resultados del encuentro con el Papa pasaron debajo de la mesa, y el anuncio de que la conversación giró en torno al diálogo, no generó impacto, además de quedar en el aire como algo utópico, muy al estilo de Neptuno.

Y muy en la onda de Mercurio retrógrado, el gobierno venezolano logró revertir en buena medida el rumbo de la opinión pública, y el presidente Maduro logró la notoriedad que hasta ese momento no había logrado. Lo que habrá que ver es la durabilidad de esas medidas, pues lo que comienza con Mercurio retrógrado, suele no tener continuidad.

Tales medidas, que se iniciaron con Mercurio retrógrado y se desarrollaron ya con Mercurio avanzando y contactado con Neptuno, estuvieron acompañadas de incertidumbres y mucha agitación; con esta configuración astral es difícil saber qué está pasando realmente, y qué viene después… junto a esto, Venezuela vive un proceso electoral municipal que puede estar despertando expectativas que están más allá de la realidad, de un lado y de otro…

En Chile, bajo los efectos de este aspecto de Mercurio y Neptuno, se realiza un proceso electoral presidencial, y la candidata favorita, Michelle Bachellet, promete una reivindicación muy esperada en ese país, como es la educación universitaria gratuita. Con Mercurio y Neptuno contactados, es posible que en materia de promesas y de cómo se aplicarán, hay cosas que quedan bajo cuerdas, es posible que haya proyectos que en la práctica sean más difíciles de aplicar de lo que se dice, por lo que a Bachellet, de resultar finalmente ganadora, le podría pasar como a Obama.

En Colombia, el partido político del ex presidente Álvaro Uribe, eligió un candidato presidencial con Mercurio retrógrado, lo que podría indicar la posibilidad de que dicho candidato, si gana, renuncie para abrirle paso a Uribe en una eventual reforma constitucional; a la vez, Juan Manuel Santos, actual presidente colombiano, bajo este efecto de Mercurio, subió unos puntos en su popularidad, revirtiendo la tendencia que venía experimentando anteriormente.

Hay otra configuración astrológica que ha marcado importante influencia esta semana, como es la conjunción en Capricornio de Venus y Plutón; ambos astros juntos, en el plano social, generan cambios en materia económica, financiera y petrolera. Urano desde Aries en ángulo de 90 grados (cuadratura) con Plutón y Venus, puede acelerar esos cambios que se avecinan o ya están en marcha.

Veamos el caso de Cuba, país que por cierto tiene la influencia de Capricornio, signo donde justamente están Venus y Plutón. El Partido Comunista gobernante en ese país, acaba de aprobar la apertura económica, tanto de inversiones internas como extranjeras, en un modelo al estilo de China. Urano puede provocar que esos cambios se aceleren más de lo esperado.

Estados Unidos, país de signo Cáncer, el opuesto de Capricornio y por consiguiente con Venus y Plutón haciéndole contacto en oposición, anuncia que en materia petrolera dependerá menos de otros países, lo que puede afectar las economías de naciones exportadoras, como es el caso de Venezuela, país que también es Cáncer.

Y en el caso de Venezuela, con la influencia de esta conjunción de Venus y Plutón, se aprobó en primera discusión una Ley Habilitante que le da poderes especiales al Presidente de la República; los alcances de esta Ley, con Venus y Plutón en Capricornio, pueden estar muy enfocados a cambios en las estructuras económicas del país, y con Mercurio y Neptuno en contacto, el alcance que vaya a tener la Ley, puede ir más allá de lo que se ha informado. Urano, además, trae sorpresas…

Y dejo un abrebocas de algo que escribiré más adelante: en los primeros cinco meses del año que viene se avecina un evento astrológico que puede traer hechos de impacto y cambios muy radicales en Estados Unidos y en Venezuela.

Autor: Pedro González Silva