Un vistazo a la sociedad venezolana de acuerdo a la astrología

El planeta Venus en astrología mundial está asignado a las costumbres de la población y a los placeres de lo mundano. Son aquellas actividades que realizamos como sociedad y que definen nuestra cultura. Al hablar de venezolanos, desde el punto de vista astrológico, no podemos dejar a que un sólo planeta nos defina. Somos un conjunto de características que nos da el ascendente, nuestro sol, luna, mercurio, marte, venus, etc.

En la carta natal de Venezuela, el planeta Venus se encuentra en el signo de Géminis, confiriendo a la sociedad venezolana rasgos de personas amistosas, como decimos en criollo, “panas”. La parte negativa es que somos inconstantes y nos adaptarnos fácilmente a las circunstancias: “Como vaya viniendo, vamos viendo”.

Pero ¿qué ocurre cuando ese planeta por progresión cambia de signo o toca un punto importante en una carta natal?

El 5 de Julio, día de la Independencia de Venezuela, el planeta Venus ingresó en el último signo de agua: Piscis, donde permanecerá las próximas dos décadas, modificando las costumbres, actitudes y comportamiento de la sociedad venezolana.

La última vez que cambio de signo fue en 1992, año que pasará a la historia de Venezuela como el momento en que un militar con un proyecto revolucionario desestabilizó, a través de un golpe de estado la democracia del país.

También la luna, por progresiones se encuentra en otro signo de agua: Cáncer contribuyendo a la pasividad, vulnerabilidad de la población venezolana, donde las emociones podrán desencadenar en reacciones dramáticas.

La luna forma en estos momentos un aspecto de quincuncio al sol progresado de Venezuela (Acuario). Esto hace que el gobernante (Sol) quiere atrapar a la luna, pero ella se le escapa.
Una parte de la sociedad venezolana ha preferido emigrar, para no tener que someterse a los designios del Sol. Mientras este aspecto permanezca (febrero del 2016) seguirán saliendo de nuestras fronteras personas deseosas de ver un futuro diferente al que tenemos ahora.

Venus en Piscis nos habla de una sociedad herida, con muchas pruebas y sacrificios por realizar.
Le cuesta asumir las responsabilidades necesarias que toda sociedad civil debe realizar para garantizar la democracia y el respeto a la constitución. Echarle la culpa al otro y resignarse no es la mejor opción.

Venus en Piscis le está haciendo un sextil al planeta Saturno por lo que con esfuerzo, seriedad y compromiso podremos madurar como sociedad. No es solamente participar en las próximas elecciones en diciembre. Es comprometernos en que el proceso electoral sea confiable.

La parte positiva es que es el mejor momento que tenemos para inspirarnos y elevar nuestro nivel de consciencia. La fe puede ayudar a sanarnos, siempre y cuando los venezolanos cambiemos nuestras actitudes a través de la educación.

Como dice un proverbio chino:

“Si haces planes para un año, siembra arroz. Si lo haces por dos lustros, planta árboles. Si los haces para toda la vida, educa a una persona”.

Para que se dé el cambio afuera primero se tiene que dar un cambio adentro.

¿Estamos preparados?

Autora: Enriqueta Bruni