La serpiente blanca y Xu Xian

La serpiente blanca y Xu Xian

Pocos días antes de la celebración de la fiesta tradicional china que honra a los difuntos, el Lago del Oeste, situado en la localidad de Hangzhou, estaba rodeado de hermosas flores y árboles y guardado por la cordillera que se despliega a su fondo.

La serpiente blanca y Xu Xian — Leyendas populares chinas

Dos diablesas de serpiente, Bai Suzhen y Xiao Qing, convertidas en jóvenes muchachas salieron a divertirse y en medio de una tormenta primaveral conocieron al joven estudiante Xu Xian, después de pedirle prestado un paraguas.

Bai Suzhen y Xu Xian conectaron a la perfección y se enamoraron el uno del otro. Poco tiempo después contrajeron matrimonio, y decidieron abrir una farmacia para librar a los enfermos de las enfermedades y comenzaron juntos una vida feliz y armoniosa.

Inesperadamente, su caso llamó la atención del monje Fa Hai, del Templo Jinshan, quien oponiéndose a la unión de un hombre con un ser diabólico, tomó la decisión de separalos.

En primer lugar

Reveló en privado a Xu Xian el secreto de que Bai era una diablesa de serpiente y seguidamente encerró a Xu Xian en el Templo Jinshan. La señora Bai, acompañada por Xiao Qing, llegó al Templo para rogar al monje Fa Hai que liberara a su marido, pero la petición fue rechazada categóricamente.

Bai se vio obligada a levantar altas olas para que inundaran el Templo Jinshan, en una lucha a muerte contra Fa Hai. La señora Bai, que estaba embarazada, fue derrotada, introducida en un recipiente de ore y sepultada bajo la Pagoda Leifeng. De este modo, un próspero matrimonio fue separado sin ningún tipo de piedad.

En la contienda

Xiao Qing huyó del Templo Jinshan, volvió a prepararse para tener más habilidades y logró por fin derrotar al monje Fa Hai, obligándole a entrar en el estómago de un cangrejo. Acto seguido, se dispuso a salvar a la señora Bai para que volviera a reencontrarse con Xu Xian.

La leyenda de la serpiente blanca ha plasmado la figura de una “diosa serpiente”, linda, bondadosa y de firme voluntad y ha cantado la hermosura del amor.

El Pastor y la Tejedora

Cada séptimo día del séptimo mes del calendario lunar chino, miles y miles de urracas vienen de todas partes para tender un puente y permitir que la familia del pastor y la tejedera se reúna.

CRI – Español