Saca el máximo provecho de tu entorno para buenas energías

Saca el máximo provecho de tu entorno para buenas energías
Saca el máximo provecho de tu entorno para buenas energías

Todo lo que te rodea te puede influenciar positiva y negativamente. Por más que con tu fuerza de voluntad intentas cambiar un entorno determinado, el ambiente es una palanca en la que podemos apoyarnos para rendir más y ser mejores.

Hay tres tipos de influencias que debemos tomar en cuenta en todos los ambientes en los cuales nos desarrollemos:

Materiales

Son los lugares donde residimos y trabajamos, en principio, también lo puede ser el gym, el lugar donde hacemos compras, los aparatos tecnológicos, el coche y los aparatos domésticos, por ejemplo.

Personales

La pareja, la familia, los amigos, los compañeros de estudio,los colegas del trabajo, nuestros conocidos, los contactos en las redes sociales, entre otros.

Mentales

Aquí entra en juego en lo que creemos, nuestra formación, la información de la que disponemos, la religión, los paradigmas y otros condicionamientos internos.

Todas estas circunstancias materiales, personales y mentales tienen influencia sobre nosotros, aunque a veces no nos parezca muy evidente. Piensa en este ejemplo, el sitio donde vivas te puede dar energía o contribuir a quitártela. Seguramente una vivienda con buena iluminación natural, ordenado y decorado de una manera en que te sientas cómodo, te llenará de energía.

El trabajo es otro lugar que tiene una gran influencia en ti, piensa que allí pasas, por lo menos, ocho horas diarias. En este sitio, tanto las personas como los objetos pueden tener ascendencia sobre ti para mal o para bien.

¿Cómo saber si sacas el máximo provecho a tu entorno y te da buenas energías?

Si no te cuesta reír, no vives quejándote, estás automotivado y vives en paz y bondad. Si te identificas como una persona así, entonces le estás sacando el máximo provecho a lo que te rodea.


Chiquinquirá Delgado