Las Rosas de Halfeti – Las Rosas Negras

Rosas de Halfeti

Las Rosas de Halfeti son una de las especies florales más cultivadas y conocidas desde hace miles de años. Su uso ornamental se remonta a Creta y su simbolismo está inevitablemente asociado con su color.

Rosas de Halfeti

Por ejemplo, las rosas rojas simbolizan la pasión y el amor; las blancas, la pureza, la discreción y la virginidad; la amarilla, por su parte, se asocia tradicionalmente a los celos y la infidelidad.

En Roma, los pétalos de rosa fueron muy apreciados, y las patricias y damas de la nobleza los usaban como ungüento cosmético, preparando con ellos mascarillas faciales y baños reparadores y relajantes.

También durante el Imperio fueron relacionados con Venus, a quién simbolizaban, en los banquetes se dejaban caer en las copas de vino para retrasar la borrachera, y los ejércitos victoriosos eran recibidos bajo una lluvia de pétalos que mojaba las calles de Roma.

El extendido uso de la rosa hizo que también se convirtiera en una de las flores heráldicas más reconocidas. Así, en 1759 se creó la Orden de la Rosa Dorada por decreto papal, una institución que después se asoció con la rosa cruz y que tiene como símbolo esta flor.

La rosa Tudor

También es conocido el caso de la casa Tudor, de la que se decía que tenía su propia rosa. La rosa Tudor tiene los pétalos exteriores de un rojo intenso y los interiores de color blanco, y simboliza la unión de las dos casas reales, la de York (tradicionalmente representada con una rosa blanca) y la de Lancaster (cuyo símbolo heráldico era la rosa roja). Enrique Tudor adoptó esta rosa fusionada como emblema después de casarse con Isabel de York.

También las religiones adaptaron la rosa a su simbología más mística. Por ejemplo, en el catolicismo tomaron una tradición de las primeras civilizaciones de occidente y un rosa suspendida sobre una mesa significaba que lo que los comentarios que se hiciesen eran sagrados.

Además los rosales también se acercaban a lo sagrado porque los rosarios se hacían con escaramujos de rosal.

Pero, ¿qué pasa con las rosas negras?

Tradicionalmente se relacionaban con la oscuridad, con las ciencias ocultas y con lo pagano. De hecho, son muchas las personas que las lucen tatuadas en su cuerpo aludiendo a este simbolismo.

Históricamente, han estado más ligadas al sueño y a la fantasía que a la realidad. La pregunta es, ¿existen realmente las flores negras?

Las Rosas Negras

Las rosas negras siempre nos han cautivado, la literatura está repleta de ellas y ha sido buscada por alquimistas e investigadores durante siglos. Es una variedad extraña y cargada de simbolismo, y su existencia continúa siendo un auténtico misterio.

El color de estas flores normalmente sólo pueden lograrse mediante la cuidada hibridación de dos variedades de rosas muy oscuras (rojas con violetas) o, directamente, mediante el falaz tintado que algunos viveros realizan para venderlas por un Potosí a los amantes de los desconocido.

Pero las rosas negras sí existen en la naturaleza, aunque sean tan extrañas que únicamente se desarrollan en un lugar de manera natural. Estas rosas, que aparecen perfectamente negras a simple vista, sólo crecen en pequeñas cantidades en la pequeña aldea de Halfeti, en el sur de Turquía.

Las condiciones únicas del suelo y los niveles de pH de las aguas subterráneas en la zona – que se filtran desde el río Éufrates – permiten que el color rojo carmesí de la rosa se convierta en negro.

Sólo aparecen negras en verano

Pero existe un hecho extremadamente raro que hace que la rosa de Halfeti sea aún más valiosa, pues sólo aparecen negras en los meses de verano. En otras temporadas, crecen con un rojo pronunciado y muy oscuro.

Esta variedad de rosa, altamente pigmentada para que parezca negra, se produce básicamente por la densidad del suelo y la combinación de las antocianinas, unos pigmentos hidrosolubles.

El suelo tiene un impacto enorme en esta clase de pigmento ya que es muy sensible al pH. De hecho, las antocianinas son las responsables del color oscuro de las moras, frambuesas y los arándanos.

Los turcos, por su parte, parecen tener una especie de relación de amor-odio con estas rosas negras, ya que, aunque es un fenómeno único en el mundo en el entorno natural, la rosa negra para ellos simboliza la muerte y la llegada de malas noticias. Y los turcos son muy supersticiosos para estas cosas.

Así que, a pesar de la extrema rareza de la flor, no es posible recomendar la compra de una rosa negra para una novia turca, a menos que ella sea amante del metal o quieras que piense que planeas su asesinato a base de un poco de magia negra.

Simbología de una rosa fantasma

Lo cierto es que las rosas negras, como tales, pertenecen más a la leyenda que al mundo real, ya que casi nadie en el mundo la ha visto. Sin embargo, a pesar de ser una especie fantasma está cargada de simbolismo y de referencias en la literatura.

Se han relacionado con lo oculto y con la estética gótica, como ha sabido retratar la literatura épica. Por ejemplo, en la serie Dragonlance, la rosa negra es símbolo de deshonor.

En un ámbito un poco más terrenal, las rosas negras han sido buscadas durante siglos por los alquimistas en sus gabinetes mágicos, pues se trataba de una flor muy codiciada vinculada a la brujería y al culto demoníaco.

La rosa negra también se vincula tradicionalmente con el anarquismo, ya que el negro fue un color representativo de esta ideología (bandera negra, el gato negro, la A enmarcada dentro de un círculo negro o la cruz negra), además y aunque no de forma tan recurrente, la rosa negra también fue elegida como parte de esta representación.

Black Rose

Prueba de ello es que en los años setenta la publicación de ideología anarquista más emblemática de EEUU y publicada desde Boston se editaba bajo la cabecera Black Rose.

En algunos casos también se ha relacionado la rosa negra con el auge del movimiento nazi, pero en este caso se trata de una relación totalmente interesada. El movimiento incorporó de forma eventual esta rosa a su simbología en respuesta a las actividades de un grupo de resistencia pacífico conocido como La Rosa Blanca.

Al parecer, un grupo de estudiantes de la Universidad de Munich, capitaneados por su profesor de filosofía, comenzaron a elaborar panfletos contra la biopolítica de Hitler.

En 1943, los miembros de este grupo fueron arrestados y condenados por traición, siendo sentenciados a muerte. Para frenar la situación y evitar posibles brotes de nuevos movimientos similares, el partido nazi sugirió que la rosa blanca debería ser resignificada como sinónimo del traidor y que al mismo tiempo se debería adoptar la rosa negra como símbolo de triunfo.

Cooking Ideas | Espores.org