Alfonso Leon

Arquitecto de Sueños – Feng Shui: Libérate de las culpas que te atan al pasado

La culpa es la emoción y el estado de ánimo que sientes cuando haces algo que te parece que no fue correcto o que quizás cometiste un error en tu accionar o dañaste a alguien con ese accionar.

Es decir que la culpa es la señal que te avisa que no estás respetando una regla de tu código de ética y moral que está en tu escala de valores. Esta escala de valores la fuiste armando en tu formación, en tu niñez y desde esa escala de valores riges tu vida.

Hoy quizás tienes 40 años y esas reglas o esa escala de valores en algún aspecto no son válidas o saludables para la realidad de tu vida en el siglo XXI. Pero no podrás salir de esta sensación de culpa hasta tanto no modifiques o flexibilices esa escala de valores.

 

 

La culpa también es la emoción que ha sido implantada en tu interior en tu niñez, desde tus padres o los adultos que intervinieron en tu educación. Quizás papá o mamá utilizaron mensajes culposos para marcar la diferencia entre lo correcto o incorrecto con la intención positiva de educarte para convivir respetuosamente en sociedad.

Resulta que hoy eres adulto y esas mismas voces culposas te siguen hablando. Ahora son tus propias voces las que resuenan y te lastiman frente a aquel error o regla no cumplida.

Las personas llenas de culpas van por la vida con una pesada carga que llega un momento que no saben cómo llevar y lo más habitual es descargar parte de ese pesar en el mundo exterior.

Son esos momentos en la vida en que decimos “es que la culpa de lo que me pasa la tiene mi pareja, mi hijo, la economía, mi jefe, la situación económica, etc”.

Es decir que la culpa pesa tanto cuando no la sabemos resolver que buscamos descargar afuera esa sombra que nos pesa. Pero sabes una cosa… por más que la descargues afuera, el problema sigue estando.

Socialmente no nos han enseñado que las emociones son señales de alerta de problemas o situaciones que necesitamos escuchar y atender. Entonces vamos por la vida escapando a esas señales y cada vez nos sentimos peor.

Si te identificas con la emoción de la culpa, seguramente también encontrarás en tus relaciones a personas que utilizan a esta emoción para manipularte y hacerte responsable de situaciones de las cuales no eres responsable. Ya es hora de que aprendas a escuchar y resolver esas culpas, y puedas ir por la vida libre y disfrutando de los logros que quieres alcanzar.

 


 

Video Relacionado

Arquitecto de Sueños – Feng Shui: Libérate de las culpas que te atan al pasado