Combatir Hormigas Remedios Caseros

Remedios caseros para combatir las hormigas
Algunos de los remedios naturales más populares que hay para evitar una plaga de hormigas en casa y evitar el uso de pesticidas químicos

La mayoría de las hormigas que son fáciles de mantener en la clase son las generalistas que comen una variedad de insectos pequeños que capturan, insectos muertos que encuentran, néctar o zumo dulce (ligamaza).

Remedios caseros para combatir las hormigas

Necesitan una ración equilibrada de carbohidratos y proteínas. Las proteínas son necesitadas especialmente por la reinas para producir los huevos y por las larvas para crecer.

La mayoría de las especies viven en el suelo

Algunas, como las hormigas carpinteras también viven en la madera (excavan la madera pero no se la comen). Algunas hormigas viven en cavidades que hacen en las plantas tales como bellotas, ramitas y agallas.

Algunas especies de hormigas se les considera pestes, porque viven y protegen un territorio que consideramos nuestro o porque ellas quieren consumir productos que nosotros necesitamos.

Hormigas defoliadoras

Por ejemplo, las hormigas defoliadoras compiten con nosotros por cultivos en los trópicos americanos. Las hormigas bravas colonizan pastizales húmedos (incluyendo jardines) con una facilidad alarmante.

Hormigas carpinteras

Las hormigas carpinteras que están adaptadas a vivir en madera muerta consideran la madera muerta de las casas un sitio apropiado, especialmente si está mojada. Diversas especies de hormigas oportunistas pueden infestar cocinas, despensas y áreas con comida para los animales en busca de alimentos apropiados.

También, algunas hormigas (como sus familiares las avispas y las abejas) tienen un potente aguijón. Como con las abejas, algunas personas pueden tener hipersensibilidad a los picotazos de hormigas.

Evitar una plaga de hormigas en casa

Estos son algunos de los remedios naturales más populares que hay para evitar una plaga de hormigas en casa y evitar el uso de pesticidas químicos:

Espolvorear talco en la parte inferior de las puertas y ventanas.

Espolvorear pimienta roja o paprika en lugares donde hay hormigas.

Con una botellita con atomizador, eche vinagre en las áreas donde hay hormigas.

Orégano

Coloque una rama de orégano en su dispensa para mantener las hormigas lejos de la comida.

Coloque ramitas de espliego (o lavanda) en los lugares donde tiene problemas de hormigas.

Prepare una mezcla de azúcar y bórax. Póngala por donde tiene problemas con hormigas, es un veneno buenísimo.

Pozos de café

Eche los pozos de café en el jardín y alrededor de la casa. Las hormigas no soportan el olor. También mantendrá a los gatos alejados.

Si ve el hueco por donde se están metiendo las hormigas exprímale el jugo de un limón en el hueco.

Hierbabuena

La hierbabuena, el tanaceto o hierba de San Marcos y el poleo menta parecen repeler a las hormigas. Plántelas cerca de la casa para mantenerlas a raya. Las hormigas rojas en particular detestan el helecho dulce.

Puede preparar una receta muy sencilla para repeler hormigas, añadiendo en una botella con 250 cm3 de jabón para las manos, 30 ml de esencia de cada una de estas hierbas: citronella, poleo menta, menta, canela, rosa y aceite de té.

Mezcle todo y diluya tres cucharadas soperas del preparado en dos tazas de agua. Rocíe la dilución en los lugares de su casa donde encuentre hormigas.

Esta fórmula es útil para lavar las encimeras de la cocina, pero para este uso debe diluir sólo media cucharada sopera del preparado madre en dos tazas de agua.

Si encuentra hormigas en los cubos de la basura, rocíelos también con la primera dilución.

Agua hirviendo

Cuando vea hormigueros cerca de su casa, eche agua hirviendo dentro.

Una vez que las hormigas han entrado en la casa, se deberán tomar otras medidas. Distribuya hojas de poleo menta, tanaceto y menta sobre las superficies donde encuentre hormigas. Estas plantas sirven como «disuasorio». También son útiles las hojas de laurel partidas en trozos pequeños.

Otra mezcla útil para repeler hormigas

1 taza de agua, ¼ de taza + 1 cucharada sopera de salsa picante tipo chili o tabasco, ¼ de taza de jabón líquido y 1 cucharada de té de esencia de hierbabuena o menta. Ponga la mezcla en una botella para espray y rocíe los sitios por donde vea que las hormigas entran en la casa.

Lavar las encimeras con partes iguales de vinagre y agua también sirve como repelente de hormigas. Otro excelente remedio son los clavos de olor o la pimienta molidos y espolvoreados por donde se vean hormigas. Estos insectos odian ambas especias, y no volverán a pasar por los sitios donde las encuentren.

Papel atrapamoscas

Si por algún motivo no le conviene usar estas especias, puede colocar papel atrapamoscas en áreas estratégicas para atrapar a las hormigas que circulen por la casa.

Uno de los repelentes para hormigas más curiosos que existen son las cáscaras de huevo partidas. Le servirán para evitar que estos insectos invadan los estantes de la despensa.

Granos crudos de arroz

Otra opción es colocar granos crudos de arroz común por los lugares por donde pasan las hormigas y que estas se lo lleven al hormiguero.

En la humedad que genera este el arroz, posee almidón, este genera un hongo, alimentado por la humedad y el oxigeno, al crecer y quedarse sin oxigeno el hongo explota y mata a todas las hormigas de ese hormiguero y en 8 metros cuadrados no vuelven por 12 meses a crecer otro hormiguero.

Boro y miel

El remedio más increíble que he encontrado raya la ciencia ficción, consiste en echar boro sobre un poco de miel y dejar que las hormigas se lleven la mezcla.

El boro, una vez introducido en el hormiguero, actúa como un arma química que destruye un hongo que las hormigas crían dentro del hormiguero y que por lo visto debe serles vital, pues muerto el hongo se acabó la rabia.

Hojas de nogal

Una fuerte decocción de hojas de nogal echada en un hormiguero hace morir a las hormigas.

Enterrando en el hormiguero tripas de pescado, y untado en troncos de arboles con el agua donde se ha limpiado ó lavado, las hormigas huyen de ese olor, y perecen cuando lo respiran cerca.

Prepare un purín de ortigas

Machaque en un mortero u otro recipiente las ortigas y ponga a hervir media hora (un puñado de ortigas en cinco litros de agua). Deje enfriar revolviendo de vez en cuando. Deje reposar cinco horas. Aplique y pulverice o riegue sobre los caminitos. Vuélquelo también en la entrada al hormiguero.

Mezcla 3 partes de jabón para platos con 1 parte de agua y rocía la solución dondequiera que veas las hormigas. Esto borra el rastro de olor que las hormigas dejan para que otras la sigan.

Esta técnica fue inventada por una maestra y unos niños en Uruguay. Parece ser que las hormigas entraban en la biblioteca de la escuela y hacían destrozos entre los libros. Para combatirlas pusieron diversos tipos de plantas y de sustancias. De todas ellas dos tuvieron verdadero efecto.

El clavo de olor y el perejil

Cuando ponían un clavo de olor y algo de galleta ninguna de las hormigas se acercaba a comer la galleta. Parece ser que es muy efectivo. Cuando ponían esencia de perejil en la galleta. La galleta se la comían pero enseguida morían.

Basándonos en esta experiencia haremos la siguiente mezcla: 3 clavos de olor y un puñado de perejil seco, o molemos bien hasta convertirlo en polvo. Aplicamos este polvo en las rendijas y lugares por donde pasan las hormigas. Los resultados son muy positivos.

Ingredientes:

  1. 3 clavos de olor
  2. 1 puñado de perejil seco

Preparación:

Molemos bien los clavos y el perejil hasta convertirlos en polvo.

Uso:

Aplicamos este polvo en las rendijas y lugares por donde pasan las hormigas. Los resultados son muy positivos. Por último, limpie todos los restos de alimentos cuando acabe de comer, ya que las migajas son el mayor atractivo para las hormigas.

Myself Manualidades