Qué son las Klipot

Qué son las Klipot

Es un sustantivo. Cáscaras creadas por las acciones negativas de un individuo y que crean una barrera metafísica entre uno mismo y la Luz. Klipot (plural de klipá), se traduce del hebreo como “cáscara” o “caparazón”, y son las barreras metafísicas entre nosotros y la Luz del Creador que nosotros mismos hemos creado mediante nuestras propias acciones egoístas.

Qué son las Klipot – Glosario cabalístico

Estas evitan que recibamos todas las bendiciones que están destinadas para nosotros, o evitan que nos sintamos alegres, con certeza o plenitud todo el tiempo.

La Cábala explica que nuestro ser puro y perfeccionado ya existe; solo está cubierto por estas cáscaras invisibles, lo que produce un efecto similar al de una cortina colocada sobre una lámpara.

La Luz está siempre allí, brillando, pero no podemos verla porque está cubierta. ¡Todo lo que tenemos que hacer es quitar esas cortinas y podremos ver, y sentir, la Luz! Sin embargo, mientras estas cáscaras nos cubran, no podremos obtener el nivel espiritual que vinimos a alcanzar en este mundo.

Uso

Rav Berg dijo: “Nuestro propósito aquí es recuperar algo que perdimos, regresar a una parte de nosotros que una vez tuvimos sin saberlo…”.

Debido a que la chispa del Creador ya se encuentra dentro de nosotros, solo necesitamos eliminar las klipot para recuperar esa parte verdadera y perfeccionada de nosotros mismos.

Dentro de cada una de nuestras klipot —las cuales pueden manifestarse como enfermedad, tristeza o incertidumbre, por ejemplo— se encuentra una bendición. Por ende, nuestro trabajo es romper la cáscara para revelar la Luz que está esperando por nosotros.

Pero ¿cómo rompemos esa cáscara? ¿Qué podemos hacer para sentirnos más felices, tener más certeza, sentir más plenitud y que estamos más cerca de la Luz? ¿Cómo quitamos los velos que cubren nuestro ser verdadero y perfeccionado? Los cabalistas enseñan que hay varias formas..

La conciencia

Rav Áshlag, el fundador del Centro de Kabbalah, dice que la conciencia es, por mucho, el elemento más importante para eliminar las klipot. Él dice: “Prueba y ve que Dios es bueno”.

Todo lo físico en este mundo tiene chispas del Creador en su interior; así que, Rav Áshlag se refiere a que en todo lo que estemos haciendo, aunque sea comer un bocado de comida, deberíamos saber que es la chispa interna de la Luz del Creador lo que hace que sepa o se sienta bien.

Por lo tanto, tener esta conciencia de que la Luz del Creador está dentro de todo lo que existe en este mundo, incluso dentro de nuestra lucha personal, es lo que de hecho nos ayuda a eliminar la cáscara que ocasiona el dolor.

Estudiar los textos

El gran cabalista Rav Yitsjak Luria, el Arí, explica que uno de los principales propósitos de estudiar la Torá y otros textos de la Cábala, incluyendo Kitvéi HaArí (Los Escritos del Arí) no es solo para el aprendizaje intelectual, sino para recibir la Luz que el acto de estudiar atrae; esta Luz, dice él, puede de hecho eliminar las klipot que evitan que la Luz venga a nosotros.

Conectar con el Zóhar

El Zóhar, texto principal de la Cábala, fue revelado a Rav Shimón bar Yojái hace más de dos mil años, aunque su sabiduría había pasado de generación a generación hasta ese momento.

El texto del Zóhar no solo revela secretos increíbles, sino que además sus palabras están infundidas con el poder purificador para romper nuestras klipot.

Por esta razón, conectar con el Zóhar —ya sea mediante el estudio, la lectura, el recorrido visual de sus letras, o tan solo tener uno— es una forma muy poderosa para eliminar nuestras klipot.

Compartir y las acciones desinteresadas

Debido a que las klipot son creadas mediante nuestras acciones y deseos egoístas, podemos romperlas al transformar esas acciones y deseos por acciones y deseos desinteresados, en donde nuestro Deseo de Recibir cambie a Deseo de Recibir para Compartir con otras personas y no solo como una ganancia para nosotros.

Llamamos a esto El dar transformador. Cuando queremos algo solo por la razón de poder compartirlo con otras personas, y actuamos según ese deseo, eliminamos capas de klipot que cubren nuestra alma.

Atravesar la incomodidad

A pesar de que resulte incómodo atravesar el dolor, la incertidumbre, la tristeza o cualquier otro sentimiento de negatividad, hacerlo nos permite alcanzar el otro lado y ver la bendición que estaba oculta dentro de la situación.

Atravesar la situación rompe las klipot y, por lo tanto, recibimos la bendición y nos acercamos a la Luz.

Sabiduría más profunda

El Arí enseña, como lo explica el Zóhar, que el Creador permite que las klipot existan en este mundo para que tengamos verdadera libertad de decisión.

Porque, si no fuera por las klipot, no existiría la posibilidad de eliminar lo que en la Kabbalah se conoce como Pan de la Vergüenza, lo que sentimos al recibir algo que no nos hemos ganado. Y al eliminar nuestro Pan de la Vergüenza, alcanzamos plenitud absoluta.

Por ello, Rav Berg explica que el Creador se retiró a propósito para permitirnos actuar libremente con base en nuestro deseo de eliminar nuestro Pan de la Vergüenza, y fue esta separación lo que permitió la entrada de las klipot.

De no ser por las klipot, no tendríamos que escoger entre el egoísta Deseo de Recibir para Sí Mismo y el Deseo de Recibir para Compartir, porque estaríamos siempre en un estado de compartir, como la Luz del Creador.

La Luz que fue revelada en el primer día de la Creación contenía plenitud infinita, pero aprendemos que el Creador la escondió para que pudiéramos eliminar nuestras klipot y transformarnos mediante el proceso de redescubrirla… y, dice Michael Berg “cuando la redescubrimos expresamos la chispa divina en nuestra alma, y en ese momento, logramos el propósito de nuestra vida”.

Relacionado

The Kabbalah Centre