Propiedades medicinales de los ajos asados

ajos asados
ajos asados

El ajo es uno de los alimentos más utilizados en la gastronomía mundial. Se caracteriza por ser muy versátil y perfecto para realzar el sabor de muchos platos. Sin embargo, más allá de ser un buen condimento, el ajo también es gran aliado de la salud, ya que desde el punto de vista medicinal cuenta con increíbles propiedades.

En este sentido, se ha comprobado que cuenta con cualidades antibióticas y depurativas que favorecen la eliminación de desechos del cuerpo para prevenir enfermedades.

También ha demostrado ser un gran complemento para bajar de peso porque ayuda a impedir la acumulación de grasas e incrementa el ritmo del metabolismo.

Debido a su alto aporte de antioxidantes, vitaminas y minerales, su consumo diario es una gran manera de mantener alejados los problemas que aquejan con frecuencia la salud.

Lo mejor de todo es que muchos de sus beneficios se obtienen casi de forma inmediata, en especial cuando se consumen sus dientes sin otros añadidos.

Los compuestos activos del ajo se mantienen en el organismo e inician una serie de tareas en apoyo a los principales sistemas del cuerpo después de 24 horas:

  • Los niveles de colesterol y triglicéridos altos se disminuyen.
  • Las arterias se limpian y conservan su elasticidad.
  • La presión arterial se regula.
  • Aumenta la respuesta inmunológica.
  • Promueve la expulsión de los metales pesados acumulados.
  • Fortalece la salud ósea.
  • Evita la sensación de cansancio o fatiga.
  • Potencia el rendimiento físico y mental.
  • Prolonga la longevidad de las células.
  • Evita la formación de venas várices.
  • Mejora la salud de las articulaciones.
  • Descongestiona y depura los pulmones.
  • Favorece la expulsión de parásitos intestinales.
  • Contribuye a equilibrar los niveles de azúcar en la sangre.
  • Previene y combate el estreñimiento.
  • Reduce el riesgo de infecciones en el tracto urinario.

¿Cómo preparar ajo asado?

Mientras que algunos expertos recomiendan ingerir ajo crudo para aprovechar al 100% sus propiedades, otros están promoviendo su consumo asado como método para activar muchas de sus bondades. La ventaja de esta técnica es que hace más fácil su consumo y se puede considerar como una forma de apoyar la desintoxicación del cuerpo.

Ingredientes

  • 6 dientes de ajo

Preparación

  • Parte los 6 dientes de ajo, déjalos reposar unos 20 minutos y llévalos al horno hasta que estén tiernos.
  • Luego, retíralos y déjalos enfriar antes de ingerirlos.
Modo de consumo
  • Ingiere los 6 dientes de ajo y, durante las 24 horas siguientes, asegúrate de consumir por lo menos dos litros de agua y alimentos de fácil digestión como los vegetales.
  • También es conveniente hacer este tratamiento un día en el que no tengas que salir de casa, ya que lo más probable es que te quede el aroma de ajo durante toda la jornada.

De todas las formas de consumir ajo como remedio natural, esta está llamando mucho la atención por sus efectos inmediatos. Anímate a probarla por lo menos una vez al mes y benefíciate con todas sus propiedades.

Vía » mejorconsalud.com