Profecías Grigori Rasputín

Profecías Grigori Rasputín, InfoMistico.com

Las profecías de Rasputín eran conocidas en ciertos círculos de Rusia, pero eran rigurosamente resguardadas por los servicios secretos de esa época. El hecho es que Rasputín predijo no solamente la revolución socialista en Rusia, sino también predijo la caída del comunismo.

Predicciones y profecías Grigori Rasputín

Unas semanas antes de su trágica muerte Rasputín escribió sus profecías, y le dio a el emperador Nicolás II, copias de estos documentos ya que los originales estaban ocultos en un archivo secreto KGB.

Profecías Grigori Rasputín, InfoMistico.com
Predicciones de Profeta Ruso Rasputín

Las once páginas que contenían los documentos escritos y firmados por Rasputín, conocido por muchos como el “Diablo Monk”, salieron a la luz a partir de los archivos del KGB.

El Politólogo norteamericano David W. Norvalk descifro algunos de ellos y encontró que Rasputín predijo acontecimientos importantes en la historia de Rusia y de la humanidad.

Grigori Rasputín Yefimovich

En el documento notable, Grigori Rasputín Yefimovich predijo la revolución bolchevique de 1917 y el asesinato del zar Nicolás y su familia. Él anticipó la aparición y el dominio de Hitler, primer alunizaje y el colapso de la Unión Soviética”, dice el investigador.

“Los líderes soviéticos mantuvieron estos documentos secreto porque Rasputín no sólo predijo la aparición del comunismo, pero anunció también su final”, dijo Norvalk.

Un gran incendio destruirá la Tierra en 2013

En el 2007, los fundamentalistas islámicos toman el poder en Arabia Saudita, Irak y Kuwait, formando un solo bloque, oponiéndose a América.

Al mismo tiempo, los cristianos se harían cargo del gobierno de los EE.UU. Las fuerzas cristianas se unen en una nueva cruzada contra el Este que duraría 7 años.

Un millón de almas “predijo” perecen en una sola batalla llamada “la gran masacre”. Sería la mayor matanza jamás registrada en la historia.

El Mundo se acabaría el 23 de agosto 2013, cuando un fuego consumirá todos los seres vivos, entonces, el planeta se enfrentaría a un silencio carena-, tradujo el investigador estadounidense.

— Es difícil creer que estos eventos ocurrirán, pero preocupante es el hecho de que la mayoría de las cosas predichos por Rasputín se han hecho realidad hasta ahora, señaló David W. Norvalk.

La publicación del escritor ruso Andréi Brestski basada en “Las 100 profecías de Rasputín” destacamos algunas de ellas:

Siento que debo morir antes del año nuevo

Quiero hacer presente, no obstante, al pueblo ruso, al Padre, a la Madre de Rusia y a los Muchachos, que si yo soy asesinado por comunes asesinos, y especialmente por mis hermanos aldeanos rusos, tú, Zar de Rusia, no tengas miedo, permanece en tu trono, gobierna y no temas por tus Hijos, porque reinarán por otros cien o más años.

Pero si soy asesinado por los nobles, sus manos quedarán manchadas por mi sangre y, durante veinticinco años, no podrán sacarse de la piel esta sangre.

Ellos deberán abandonar Rusia

Los hermanos matarán a los hermanos; ellos se matarán entre si. Y durante veinticinco años, no habrá nobles en el País. Zar de la tierra de Rusia, si tú oyes el sonido de las campanas, que te anuncian que Grigorij ha sido asesinado, debes saber esto:

Si han sido tus parientes quienes han provocado mi muerte, entonces ninguno de tu familia, o sea ninguno de tus hijos o de tus parientes, quedará vivo durante más de dos años. Ellos serán asesinados por el pueblo ruso… ¡Rogar, rogar, sed fuertes, pensad en vuestra bendita familia!”

Como la santa Casa de Roma, que irá de Pedro a Pedro, así la santa Casa de Petersburgo irá de Miguel a Miguel. El primer Miguel construyó el trono, y el último Miguel no tendrá tiempo de disfrutarlo, porque todo pasará deprisa, la vida como la muerte.

Me he asomado a la ventana y he visto gotas de sangre que golpeaban contra los cristales, mientras en la tierra se formaban charcos de sangre y de barro, en los cuales chapoteaban cerdos, lobos y otros inmundos animales.

Una vez más, le he salvado, y no sé cuántas veces le salvaré todavía… pero le salvaré de los verdugos. Cada vez que abrazo al zar y a la Madre, y a las muchachas y al hijo primogénito del zar, mi espalda es recorrida por un escalofrío de terror.

Es como si entre los brazos estrechara a cadáveres… Y entonces, ruego por esta gente, porque siento que en ésta, nuestra Rusia, es la que tiene más necesidad. Y ruego por toda la familia Romanov, porque sobre ella está calando la sombra de un largo eclipse.

Antes de que mi cuerpo se convierta en ceniza, caerá el águila santa

Y será seguida por el águila soberbia. Caerán después las demás águilas, una tras otra, y les serán cortadas las cabezas. La última en caer será el águila del mar. Su sangre será tragada por la tierra. Y de la tierra, surgirán tres brotes, que se secarán antes de dar una flor.

Veo tantos y tantos hombres, enteras masas de pueblos y montañas de cadáveres. Entre éstos, hay muchos grandes duques y condes. Y su sangre irá a enrojecer las aguas del Neva…

No tendrán paz los vivos y no tendrán paz tampoco los muertos. Tres lunas después de mi muerte, veré de nuevo la luz, y la luz se convertirá en fuego. Será entonces cuando la muerte volará libremente en el cielo y se posará también sobre la familia imperial.

Pasarán veinticinco años y la muerte volverá de nuevo a volar… Pasarán más años y la muerte, de nuevo, volará. El primer vuelo será para recoger el oro. El segundo vuelo será para recoger el plomo. El tercer vuelo será para recoger el grano.

La cruz será arrojada en la bodega

Los martillos golpearán sobre los altares y las llamas devorarán las iglesias… Así comenzará la caza de la serpiente. Pero el buitre confiará la espada a una nube, que matará a la serpiente durante la tercera luna.

El buitre se encarnizará después contra sus gusanos, hasta que perezca… Cuando el establo esté lleno de bueyes, se abrirán las puertas, y entonces; adiós Santa ¡Adiós, Santa de las Santas!

Esto sucederá en el tiempo del sol,.. De la cruz se blasfemará y llegará el día en que no habrá tierra suficiente para sepultar a los muertos… Pero el imperio durará poco. Cuando se desencadene el sol, no crecerá más hierba a la altura del Volga.

Sólo después de una gran desolación y una gran turbación, la cruz de la Santa volverá de nuevo a los altares. Y la serpiente y el buitre no serán nunca más temidos. A la Santa, como a la Santa de las Santas, acudirá un gran hombre que vendrá a rendir justicia

Los hombres están caminando hacia la catástrofe

Serán los menos capaces quienes llevarán las riendas. Así será en Rusia, igual que en Francia, en Italia y otros lugares… La humanidad será aplastada por el alboroto de los locos y de los malhechores.

La sabiduría será encadenada. Serán el ignorante y el prepotente quienes dictarán la ley al sabio y también al humilde. Y después, la mayor parte de los hombres creerán en los potentes y no creerán más en Dios.

El castigo de Dios llegará tarde, pero será tremendo. Y esto sucederá antes de que nuestro siglo acabe. Después, finalmente, la sabiduría será desatada de las cadenas y el hombre volverá de nuevo a confiar plenamente en Dios, como el niño se confía a su madre. Siguiendo este camino, el hombre llegará al paraíso terrestre.

Sobre Petersburgo caerán las tinieblas

Cuando su nombre sea cambiado, el imperio habrá terminado. Y cuando su nombre otra vez sea cambiado, sobre Europa entera estará a punto de desencadenarse la Ira de Dios.

Retornará Petersburgo cuando el sol haya acabado de llorar y la Virgen de Kazan ya no esté. Petersburgo será la capital de la nueva Rusia y de sus entrañas se levantará un tesoro, que será llevado a todas las tierras de la Madre Santa.

Serán martirizados como hace dos mil años. Y también los guías serán condenados a muerte, pero la sombra de la cruz continuará señalando la tierra. Y sobre esta tierra, la sangre de los mártires germinará como la buena semilla, dando frutos copiosos que serán recogidos cuando toda esperanza parezca apagada.

Un signo aparecerá en el cielo y un signo aparecerá en la tierra, cuando el verdugo pague su deuda.

Y será una deuda pesada, porque todo el oro no bastará para pagar la sangre

Un día la Santa Casa se dividirá en muchos trozos, y un día la Santa Casa se unirá. Serán éstos los tiempos maduros para hablar la nueva lengua. Pero muchos hablarán más lenguas y se pondrán más vestidos.

Y cuando el juicio esté cercano, cada vestido será quemado. Entonces volverán los Mártires, y regresarán como vencedores.

Los venenos abrazarán a la Tierra como un fogoso amante. Y en el mortal abrazo, los cielos tendrán el hálito de la muerte, y las fuentes no darán más que aguas amargas, y muchas de estas aguas serán más tóxicas que la sangre podrida de la serpiente.

Los hombres morirán a causa del aire, pero se dirá que han muerto del corazón o de los riñones… Y las aguas amargas infectarán los tiempos como la cicuta, porque las aguas amargas alumbrarán tiempos amargos.

Cuando vuelen las imágenes, madurará un fruto venenoso

Serán muchos quienes lo comerán. Y el fruto venenoso transformará a los hombres en animales, incapaces de alzar la cabeza al cielo… Las imágenes que vuelan consumirán las fuerzas del hombre, pero el fruto venenoso embriagará al hombre. Y cuando todo haya acabado, el hombre se volverá a encontrar cansado y desgarrado, más hambriento que antes.

El aire que hoy desciende a nuestros pulmones para llevar la vida, llevará un día la muerte. Y llegará el día en que no habrá montaña ni colina; no habrá mar ni lago que no sean envueltos por el hálito fétido de la Muerte. Y todos los hombres respirarán la Muerte, y todos los hombres morirán a causa de los venenos suspendidos en el aire.

Enfermarán las plantas y morirán una tras otra. Los bosques se convertirán en un enorme cementerio, y entre los árboles secos vagarán sin rumbo hombres aturdidos y envenenados por las lluvias venenosas.

Ratas y serpientes tomarán dominio de la tierra

Y las ratas darán caza a las ratas; y los hombres, desorganizados y aturdidos, deberán abandonar ciudades enteras y campos enteros bajo el acoso de legiones de ratas gigantes, que lo destruirán todo e infectarán la tierra.

Nacerán monstruos, que no serán ni hombres ni animales. Y muchos hombres, que no estarán señalados en la carne ni en la mente, llevarán el signo en el alma. Cuando después, los tiempos maduren, encontraréis en la cuna al monstruo de los monstruos: el hombre sin alma.

Las plantas, los animales y los hombres, han sido creados para quedar divididos. Pero llegará el día en que no habrá más fronteras entonces el hombre será medio hombre y medio vegetal. Y el animal será animal, planta y hombre. En estos campos, sin más fronteras, veréis pastar a un monstruo, llamado kobala.

Con siempre mayor frecuencia, veréis enloquecer las partes del cuerpo

Scroll al inicio