Píldoras para los problemas del primer mundo

La vida cotidiana está repleta de pequeños inconvenientes: no hay wi-fi, los cereales se nos han quedado blandurrios, tenemos una bronca con la pareja, no sabemos qué ropa ponernos… No son grandes dramas, pero a todos nos fastidian. Si alguna vez has padecido alguno de estos problemas, o has soñado con ver unicornios, o quizá con tirarte pedos con olor a flores, hay una tienda online que deberías visitar: vende “píldoras para los problemas del primer mundo” al módico precio de 4,95€.

Sabes perfectamente que no funcionan, pero cuando descubras el motivo de que se vendan vas a tener ganas de comprarlas

Los “problemas del primer mundo” que nos mortifican en el día a día se vuelven ridículos cuando los comparamos con las tragedias reales que sufren otros. Quizá te atormenten esos michelines de grasa que no logras convertir en músculo, pero seguro que te sientes afortunado de no ser una de tantas personas que sufren una enfermedad grave y no tienen acceso a la medicación que necesitan.

Ese es precisamente la labor de Aids Fonds, una organización sin ánimo de lucro que proporciona medicinas a las personas que padecen SIDA y que ha ideado esta ingeniosa campaña para recaudar fondos.

En lugar de hacer el típico vídeo lacrimógeno, han optado por un estilo humorístico para presentar el contraste entre los problemas banales del primer mundo y la situación trágica de las personas a las que ayudan.

La organización ha abierto una tienda física en Amsterdam y una tienda online en las que se pueden adquirir hasta 41 tipos de píldoras diferentes: desde las que te quitan el miedo a las arañas hasta las que te dan la habilidad de caminar con tacones como una modelo. En realidad son vulgares placebos de menta, pero son 100% efectivas…para solucionar problemas más importantes.

La campaña, diseñada por la agencia Dog and Pony Amsterdam, ha hecho mucha gracia dentro y fuera de Holanda y está cosechando críticas muy positivas. Todo el dinero que se recaude se destinará íntegramente a proporcionar medicación a personas sin recursos: “medicina por medicina”.

Y tú, ¿qué píldoras vas a elegir?


Fuente: Yahoo!