Los peores trabajos de brujería

Los peores trabajos de brujería

Aunque en pleno siglo XXI, la ciencia ha refutado muchos de los mitos culturales que existieron, la magia y la superstición siguen dominando muchas culturas, pueblos y sociedades. La práctica de la brujería, que en diversos países tiene variadas modalidades, sigue siendo común. Tanto así, que es cosa corriente encontrar anuncios de especialistas en el tema, lo mismo que tutoriales en Internet.

Los peores trabajos de brujería

Aunque no crean en la brujería, puedan satisfacer su curiosidad con los trabajos o prácticas más pesadas y dañinas que comunidades cristianas y portales dedicados al esoterismo han recopilado y que están en el imaginario popular.

Salación

Creencia relacionada con el mal de ojo, mito sobre el que Enrique de Villena escribió en 1425. La sal siempre ha sido un elemento usado para rituales mágicos, y en el pasado se usaba para obtener protección. Este trabajo incluye poner huevos con sal en los lugares donde el individuo se desenvuelve. La persona sufrirá accidentes y calamidades.

Entierros

Es común verles en cementerios. Consiste en anudar muñecos que simbolizan a la persona y, dependiendo del mal que se le quiera hacer, ciertos espíritus son invocados para que la “víctima” se autodestruya lentamente. Se usan fluidos corporales y otros tipos de materia orgánica en el proceso.

Amarre o endulzamiento

Suelen diferenciarse los dos conceptos, pero tienen el mismo fin: hacer que alguien se enamore del que hechiza. Se invoca un espíritu utilizando una foto o una prenda de la víctima. El riesgo es que ésta puede terminar destruida, lo mismo que la persona que hizo el hechizo.

Vudú

Religión animista de origen africano, popular sobre todo en Haití. De esta también salió la santería brasileña. En la cultura popular se le conoce por el poder atribuido de resucitar a los muertos y de controlarlos a voluntad (zombis), o de clavar agujas en muñecos que representan el espíritu de la víctima.

Supuestamente, cada alfiler que se clave, atormentará a la persona con atroces dolores. En un artículo relatado por el periodista de viajes Carlos Mesa, este describió cómo se untaba a los muñecos con sangre de cerdo y se pinchaba y enterraba al muñeco. La víctima de este trabajo, según relató el brujo, muere a los 9 meses.

Sacrificios

Se usa para diversos rituales, pero sobre todo para invocar espíritus poderosos. El sacrificio de sangre se usa como precio a pagar para invocar entidades con mayor poder y jerarquía.

De hecho, aún se sacrifican humanos en Uganda, como se reveló en 2010, al verse la cantidad de niños que estaban siendo raptados en ese país. Supuestamente, esto matará violentamente a la víctima del trabajo.


Publimetro México