Pensamientos y sentimientos negativos afectan nuestros alimentos

Masaru Emoto, japonés y doctor, se dedica a las Medicinas Alternativas y en especial a la investigación sobre las propiedades sanadoras del agua. Se volvió famoso en 2004 cuando sus experimentos con moléculas de agua aparecieron en el filme What the Bleep do We Know?

Cómo afectan nuestros pensamientos y sentimientos a los alimentos

En esos experimentos tomaba dos moléculas de agua, a una le decía que la amaba y a la otra que la iba a matar.

La sorpresa mayor llegó cuando logró transformar irregulares patrones de agua contaminada en hermosos cristales hexagonales sometiendo las muestras al influjo de música clásica y oraciones religiosas.

También consiguió transformar cristales de agua destilada en increíbles patrones geométricos con sólo susurrarles palabras de agradecimiento, o bien al contrario, obtener horrorosas estructuras al someterlas a frases desagradables.

Como en algún momento dijo el doctor Masaru Emoto:

“Las palabras son vibraciones de la naturaleza. De esa forma, palabras hermosas crean una naturaleza hermosa, palabras horrendas crean naturaleza horrenda. Esa es la raíz del universo”.

Estas premisas son apoyadas por los pensamientos de la física cuántica, que aseguran que la conciencia afecta a la materia y que la fuerza del pensamiento crea la realidad que decidimos experimentar.

El experimento del arroz

Masaru Emoto
Masaru Emoto, japonés y doctor, se dedica a las Medicinas Alternativas

El Dr. Emoto hizo un nuevo experimento conocido como “el experimento del arroz” que consistió en poner dos porciones de arroz cocinado en tres tarros diferentes. En un tarro escribió “gracias”, en otro no escribió nada y en el otro “idiota”. Luego, le dijo al cada tarro la palabra que tenían escritas durante 30 días.

El resultado fue que el tarro que tenía escrito “gracias” comenzó a fermentarse y a emanar un olor muy placentero, el que no tenía nada se pudrió y el que tenía escrito “idiota” se llenó de moho y se volvió negro.

Con esto demostró como se transforman los alimentos dependiendo de la energía que se le aplique. Ya que existe una frecuencia vibratoria en todo y la misma se ve afectada, dependiendo de la conciencia que tengamos de ello.

Si todo es energía, todo está vibrando. Entonces, si queremos mejorar nuestra vida para que afecte nuestra realidad, debemos vibrar a una frecuencia más alta. Para ello hemos de cambiar el estado de conciencia haciendo uso de la fuerza de nuestro pensamiento.

Las palabras y los pensamientos son energía

La gente se pregunta repetidas veces por qué se siente mal y por qué se enferma. Hoy es sabido que prácticamente todas las enfermedades son la manifestación en la realidad física de un estado de conciencia de determinada frecuencia vibratoria de como están preparados los alimentos.

El poder de las palabras depende de la emoción, el sentimiento y el pensamiento aplicados en las mismas.

Las palabras son la manifestación acústica de un pensamiento, una emoción y un sentimiento, y así se convierten en una vibración, por lo tanto la preparación de los alimentos hechos con mucha rabia, son muy diferentes a los que se les ha brindado mucho amor para elaborarlos.

Las palabras y los pensamientos son energía que con determinada frecuencia vibratoria pueden afectar la realidad física, tanto para bien como para mal.

Entramado cuántico de la realidad universal

Si una persona alberga pensamientos negativos, llenos de odio, rencor, envidia, celos extremos, maldad en general, sus pensamientos se manifestarán irremediablemente en las palabras que usa.

Estas mismas, al ser liberadas, estarán influyendo no sólo sobre la realidad de quien las dice, sino que también estarán afectando el entramado cuántico de la realidad universal.

Por lo tanto, todo lo que se encuentre cerca de nosotros, tanto un objeto inanimado como las personas que elaboran nuestros alimentos, nos estará afectando en estructura y salud. Por eso hay que ser cuidadoso con lo que elige para comer , o en que sitio se elige comer.