Peligros de las grasas trans

Antes de 1900, las amas de casa de Estados Unidos cocinaban con manteca de cerdo y mantequilla. El primer producto en contener grasas trans el aceite vegetal endurecido — fue Crisco, introducido en 1911. Actualmente consumimos 100,000 veces más aceites vegetales de lo que se hacía a principios del siglo.

Los peligros de las grasas trans

Los aceites vegetales actualmente representan cerca del 70 por ciento de todas las calorías consumidas por el público en Estados Unidos. Se ha demostrado que las grasas trans causan problemas de salud graves. Interfieren con el funcionamiento básico de la membrana celular y promueven las enfermedades cardíacas.

Aunque las grasas trans están comenzando a ser reconocidas como dañinas y están siendo eliminadas de muchos productos, los fabricantes de alimentos y especialmente los restaurantes están volviendo a utilizar los aceites vegetales regulares.

Aceites vegetales

Pero los aceites vegetales son una gran preocupación ya que se convierten en productos oxidativos tóxicos cuando se calientan. Una categoría conocida como aldehídos que es altamente inflamatoria y podría promover las enfermedades cardíacas y el Alzheimer.

Nina Teicholz es una periodista de investigación y autora del libro “The Big Fat Surprise; Why Butter, Meat and Cheese Belong in a Healthy Diet.” Nina fue una de las primeras reporteras en comenzar a revelar la historia sobre los peligros de las grasas trans, hace 10 años, en un artículo para la revista Gourmet.

Recibió muchísima atención

Lo que eventualmente la llevó a escribir su libro sobre las grasas trans. Al mismo tiempo, estaba trabajando haciendo reseñas de críticas gastronómicas y las comidas que recibió de los chefs jamás las había probado antes.

Hígado, salsas cremosas, quesos, carne roja y todo le pareció delicioso. Alimentos ricos en textura terrosa. También logré bajar las 10 libras con las que estuve batallando gran parte de mi vida adulta y mi médico me dijo que mis niveles de colesterol estaban bajo control.

Estos son los tipos de alimentos que supuestamente son muy malos para su salud, a pesar de esto, ella tuvo una experiencia completamente opuesta. Como periodista de investigación, se sintió obligada a llegar al fondo del misterio.

En el camino, también descubrió que aunque las grasas trans actualmente están “de salida”, los aceites vegetales que las están remplazando podrían ser aún más dañinos…

Cómo las grasas trans se volvieron la base de la industria de los alimentos

La mayoría de los químicos que fabrican aceites comestibles son hombres, señala Nina, pero había una mujer en el campo, Mary Enig PhD, que desde la década de 1970 había estado advirtiendo a las personas sobre los riesgos de las grasas trans.

Sin embargo, nadie la escuchó y fue considerada como una loca. Una pensadora independiente, la Dra. Enig también fue pionera educando a las personas — incluyéndome a mí — sobre los peligros de salud de la soya sin fermentar. Las grasas trans se producen cuando endurecen el aceite vegetal, explica Nina.

Los aceites vegetales entraron al suministro de alimentos de los estadounidenses a principios de la década de 1900.

Los aceites vegetales cuidan tu salud

Hay que recordar que existen ácidos grasos, como Omega-6 y Omega-3, que no pueden faltar en nuestra alimentación por sus nutrientes esenciales.

mercola.com