Select Page

¿De dónde vinieron las rocas de Stonehenge?

¿De dónde vinieron las rocas de Stonehenge?

Sin duda alguna, uno de los monumentos de la prehistoria más reconocibles por todos es el de Stonehenge, en el Suroeste del Reino Unido. Aunque aún no está resuelta con total claridad la fecha de su construcción, se ha calculado a través de distintos métodos, tanto arqueológicos como radiométricos, que fue erigido entre hace 4000 y 5000 años.

Una de las grandes incógnitas sobre el monumento es cual fue el verdadero propósito de la construcción de este:

¿Fue algún tipo de calendario astronómico útil para marcar las estaciones? ¿Quizás algún lugar de culto dónde se realizaban curaciones? ¿O formaba parte de algún ritual que desconocemos? (Disponible en video — narración)

Pero una de las más importantes sobre la construcción es, ¿De dónde vinieron las rocas? ¿Pudieron ser transportadas grandes distancias por los humanos que construyeron el monumento?

En Stonehenge se observan al menos dos tipos distintos de roca. Por un lado tenemos las areniscas, una roca sedimentaria formada por granos compuestos por granos de un tamaño de entre 0.06 a 2 milímetros de diámetro y que pueden formarse en una gran cantidad de ambientes sedimentarios: ríos, abanicos aluviales, deltas, playas, desiertos…

arenisca

Muestra de mano de una arenisca y a la derecha, observada al microscopio petrográfico mediante luz polarizada. La cruz tiene de lado a lado 3 milímetros, y la mayoría de los granos que se observan en esta muestra son de cuarzo.

En el caso de la arenisca de Sarsen, de la que son la mayor parte de las rocas visibles en Stonehenge, la composición de los granos es de cuarzo, plagioclasas y óxidos de hierro y se formaron hace unos 60 millones de años. Esta roca se formó cuando un suelo compuesto por granos de estos minerales se cementó al precipitar la sílice disuelta en agua, lo que es típico de climas muy cálidos y áridos, como el que pudo existir en diversos momentos del Oligoceno y el Mioceno debido al aumento de las temperaturas globales por diversos factores.

Por otro lado tenemos las rocas ígneas, que están representadas por bloques de doleritas (también llamadas microgabros o diabasa), unas rocas subvolcánicas, es decir, que no llegan a salir a la superficie, y que se emplazan en la corteza a través de fisuras o planos de debilidad existentes, donde el magma se va enfriando hasta formar la roca. Está compuesta por cristales de plagioclasas, clinopiroxenos, olivino y magnetita, aunque puede contener muchos más minerales accesorios como biotita, hornblenda, etc…

dolerita

Tres imágenes de una dolerita. A la izquierda, tenemos la muestra de mano, en el centro, una lámina delgada de la misma roca donde los cristales comienzan a ser visibles, y a la derecha, la lámina delgada observada en el microscopio petrográfico, dónde se distinguen minerales como el olivino, clinopiroxenos y plagioclasas principalmente.

Y la gran pregunta es, ¿Cómo llegaron las rocas hasta Stonehenge?.

A lo largo del tiempo se han propuesto diversas teorías sobre cómo pudieron transportar bloques que llegan a pesar en algunos casos hasta 50 toneladas. Mientras que las areniscas podrían tener un origen cercano, de aproximadamente unos 30 o 40 kilómetros hasta el afloramiento más cercano, se ha descubierto que las doleritas vienen de un lugar llamado Carn Menyn, a más de 250 kilómetros en la nación de Gales según sugieren todos los análisis petrográficos realizados hasta la fecha.

icecaps

Extensión de los casquetes glaciares durante el último máximo glacial en la zona del Reino Unido e Irlanda. Las flechas indican el sentido aproximado de transporte de los glaciares.

¿Pudieron transportar seres humanos con una tecnología tan rudimentaria piedras tan grandes desde tan lejos? ¿Con que motivo?. Seguramente nunca podremos contestar a estas preguntas. Lo que si sabemos hoy con relativa certeza es que durante el último máximo glacial, ocurrido entre hace 26500 y 20000 años, los glaciares llegaron a cubrir una gran parte del Reino Unido.

Los glaciares son masas de hielo que ocurren sobre la superficie de nuestro planeta que se forman por la acumulación y compactación del hielo, y que normalmente suelen tener un movimiento que les permite transportar el hielo hacia fuera de los centros de acumulación. En este movimiento son capaces de transportar materiales de muy distinto tamaño, incluyendo grandes rocas, conocidas como bloques erráticos. Estos bloques, una vez desaparece el glaciar, quedan sobre la superficie, contrastando con las rocas existentes en esas zonas, ya que a veces, montadas sobre los glaciares, algunos bloques pueden recorrer cientos de kilómetros, quedando sobre un contexto geológico totalmente distinto.

Sobre la llanura de Salisbury, donde se encuentra Stonehenge, se han encontrado numerosos bloques erráticos que pudieron ser transportados durante el último máximo glacial, solucionando el problema arqueológico del transporte de rocas a grandes distancias con un mecanismo geológico, que aunque ya no esté en funcionamiento, podemos reconocer a través de las diferentes evidencias sobre el paisaje (bloques erráticos de distinta composición, antiguos valles glaciares y las formas sedimentarias asociadas, etc…).

https://www.youtube.com/watch?v=6cFAxNlQ_Fc

Vía » Un Geólogo en Apuros