Nodos Lunares — Géminis y Sagitario

Nodos Lunares Géminis y Sagitario

Los nodos lunares son los dos puntos donde el camino orbital o plano de la Luna alrededor de la Tierra, cruza la eclíptica, el aparente camino anual del Sol en la esfera celeste, o dicho aún mejor, la incesante órbita de la Tierra alrededor del Sol.

Nodos lunares en Géminis Sagitario desde el 5 de junio 2020

El Nodo Norte o Rahu es cuando la Luna cruza la eclíptica ascendiendo y el Nodo Sur o Ketu es cuando desciende. Se cree que es en el Nodo Norte cuando el alma se encarna, cuando desciende a la forma.

Los Nodos Lunares indican las lecciones del alma que estamos aquí para evolucionar como individuos y como colectivo. Indican sobre qué estamos construyendo y aprendiendo a trascender para toda la humanidad y principalmente por nuestra cadena ancestral.

En este proceso evolutivo, el Nodo Norte es un movimiento hacia un sentido de ingesta, donde nos sentimos inspirados, despiertos y llamados, el lugar donde desarrollamos y tomamos experiencias evolutivas, como dice Telleyrand en “L’Homme de la France”:

“Cada uno es llevado en una dirección que ignora y sirve, aún con su muerte, a fines que se le escapan.

Cada uno está dominado por influencias que , sin saberlo, lo someten a una obra de la cual no conoce ni el sentido ni el fin, ni los medios empleados…”

Última vez que los Nodos Lunares estuvieron en Géminis y Sagitario

El llamado interno inspirado por los Nodos lunares en la Astrología, no es siempre accesible a la consciencia despierta, nos impulsa desde un lugar de nuestro inconsciente que raramente accedemos aún después de años de terapia.

La última vez que los Nodos Lunares estuvieron en Géminis y Sagitario fue octubre 2001- abril 2003, por lo que podemos mirar hacia atrás a los eventos mundiales que estaban sucediendo en este momento para ver con qué temas similares podemos estar trabajando.

Un mes antes de entrar en Géminis entonces fue el evento que cambió el mundo en muchos aspectos, el Septiembre 11, la caída de las Torres Gemelas en NYC, cuando Saturno también se encontraba en Géminis en oposición a Plutón en Sagitario.

Esta vez también estamos ante un evento que ha cambiado el mundo y que sin duda, cambiará la forma en que nos comunicamos y también tenemos a Saturno y Plutón en una conjunción, la primera desde esa oposición en 2001.

El Nodo en Géminis

Un signo mutable, cambiante, cuya función es interactuar con el entorno y necesita ese ir y venir de ideas y variedad de relaciones. Géminis se maravilla ante la posibilidad de conocer y aprender de los demás y se siente pleno cuando se encuentra en ese continuo intercambio con el mundo y sus gentes.

En esa red de conexiones, Géminis recibe y da compasivamente y sobre todo necesita mantenerlas para continuar con el fluir de sus energías. Ahora, cuando por algún motivo esta cualidad se vea truncada por el motivo que sea, como ahora, Géminis puede hasta sufrir problemas respiratorios.

Gracias a la Internet, muchos pueden seguir conectados, los que no manejen la tecnología sufrirán mucho más. El niño o la niña Géminis aprenden más en el recreo con sus amistades que en clase cuando sólo debe escuchar a un profesor o una maestra.

Importancia de conectar, de comunicar, de absorber

Los Nodos cambian de angularidad, justo cuando hemos estado encerrados recibiendo noticias por la Internet y esto llevará nuestras lecciones a poder dilucidar cual es la verdad en toda esa vorágine de noticias (muchas falsas), con una gran cantidad de teorías de conspiración normalmente popularizadas por gente que no tiene ni idea de como explicarlas correctamente ni las credenciales como para hablar de ello.

Comenzamos a salir a la calle más libremente y esto sí que nos pone ante la disyuntiva de “como” comunicarnos. ¿sigo con la mascarilla?, ¿me la puedo quitar entre amigos?, ¿podré finalmente reunirme con mis amigas? De todo lo que leo y escucho, ¿qué me resuena como auténtico? Todos estos son temas Géminis-Sagitario.

La búsqueda de lo verdadero en una jungla de información y opiniones diversas. El Nodo en Géminis nos reafirma la importancia de conectar, de comunicar, de absorber lo que el entorno tiene para enseñarnos.

Proliferarán aún más los cursos cortos por Internet y también tendremos que aprender a seleccionar, cuales son válidos y cuales no. La oferta será copiosa.

Venus retrógrado

Hoy mientras escribo este artículo, Venus comienza su retrógrado hasta el 25 de Junio, la moción retrógrada es una aparente marcha atrás, que se inicia cuando Venus llega a estar unos 28-29 grados más adelante que el Sol y entonces comienza este retroceso hasta que llega a unos 28 – 29 grados por detrás del Sol.

Lo que en este caso será los 5º Geminis 20′ (cuando el Sol se encuentra a 4º de Cáncer), el 25 de Junio, para “arrancar” una vez más hacia adelante y pasearse por Géminis durante todo el mes de Julio.

Como todos los retrógrados, el planeta parece perder fuerza y entra en un proceso de auto-inspección y meditación que nos impulsa a todos nosotros a hacer lo mismo.

Siendo Venus, la diosa de la seducción, y la belleza, habla de todo aquello que valoramos y tiene importancia en nuestras vidas. Por tanto nos impulsará a la reevaluación de nuestras relaciones personales, y todo lo que en ese momento sea importante, en nuestra vida.

La toma de consciencia de que nuestras relaciones aunque no sean exactamente como nos gustaría que fueran, no quiere decir que no sean exactamente lo que necesitamos, y que nos sirven de espejo para este momento en el tiempo y para darnos cuenta de partes de nuestra personalidad que no veíamos previamente.

Episodio de la vida de Afrodita (Venus)

Como Venus en la Astrología, rige dos signos diferentes, uno es Tauro y el otro Libra. Dos expresiones diferentes de las relaciones personales, una que tiene que ver con la casa 5 y la otra con la casa 7.

Es decir, una, el enamoramiento y la seducción (Tauro), y la otra, el funcionamiento de la realidad cotidiana de la pareja (Libra). Me viene a la mente un episodio de la vida de Afrodita (Venus), ya que ella tenía muchos “affairs” pero dos relaciones muy definidas.

Venus y Marte
Su romance eterno con Ares (Marte), quien era su amante, y con quien tuvo los hijos, Armonía (la unificadora) y Eros (Cupido), y su relación con Hefesto, su marido, quien a pesar de ser un artista del metal, era un enano bastante feo y deforme.

Otros hijos de Afrodita y Ares eran Fobos (Miedo) y Deimos (Terror). Afrodita nunca estuvo enamorada de Hefesto, pero por orden divina se mantiene casada con él, mientras cultiva su amor por Ares a través de innumerables encuentros furtivos a espaldas de su marido, que a menudo viajaba por su trabajo de Herrería a los campos de guerra, encargado de reparar las espadas y los escudos de los soldados.

Pero Helios (el Sol) que todo lo ilumina, y lo vé, sabía de las visitas clandestinas de Ares al lecho de Afrodita, y en cierta ocasión se lo cuenta a Hefesto, quien trama un plan para cogerles infraganti. Pretendiendo salir de viaje, procede a tejer una red de oro tan fina, que era invisible pero muy resistente.

Se despide de su mujer una noche y en vez de marchar se esconde en el palacio donde vivían, sigilosamente esperando la llegada del amante de su mujer. Con mucha paciencia esperó a que los amantes se encuentren en su lecho de amor y cuando tuvo la oportunidad, lanzó la red invisible sobre los dos amantes y los atrapó en la cama.

Cuando Helios comenzó a iluminar la estancia, Hefesto llamó a todos los dioses para poder mostrarles la poca vergüenza de su mujer y del Dios de la Guerra, alegando que ella lo humillaba por sus deformidades.

Los dioses se rieron de la habilidad de Hefesto de atraparles en el acto de amor, y como Hefesto era hijo de Hera, la mujer de Zeus, éste tuvo que tomar acción y decidió castigar a los amantes, por el engaño.

Convenció al herrero divino de que les deje libres que ellos se encargarían del castigo, pero Ares escapó y Afrodita fué llevada a las aguas sagradas las cuales le devolvían su virginidad y la convertían una vez más en la Diosa absoluta que era.

La realidad era que a todos los dioses les hubiese gustado estar atrapados en la cama con la Diosa de la Belleza, pues ella es irresistible.

Bien y ¿cómo traemos todo esto a nuestra vida cotidiana?

Necesidad de relacionarnos

El retrógrado de Venus es un momento para meditar sobre nuestras necesidad de relacionarnos, como esta vez ocurre en Géminis, en un momento cuando hemos estados encerrados. Debemos reflexionar sobre si realmente necesitamos todas esas relaciones que hemos estado manteniendo y que no aportan nada importante a nuestra vida.

¿Qué tipo de relación realmente buscamos, en quien realmente confiamos?

Obviamente dependiendo de nuestra edad, la respuesta será diferente. Pero cuando hablamos de relaciones no tiene que ser necesariamente la de los amantes o la de los matrimonios. Aunque una amplia gama y variedad de estos dos aspectos del amor, son comunes.

Pero la pregunta aquí, es:

  • ¿Qué esperamos del otro? ¿Qué necesitamos de nuestra pareja?
  • ¿Quiero una familia? ¿Un compañero/a? ¿Una aventura?
  • ¿Qué parte de mi, necesita al otro para poder sentirme completa? ¿Puedo vivir sin una relación de pareja?

Algo comienza a traer la atención a nuestra situación emocional, social, creativa. El darse cuenta que sentir Amor, quizás no tiene nada que ver con la pareja, es otro aspecto de la Venus.

Para sentirse bella, amada, valorada, aceptada, creativa, no es necesario estar en pareja. Es un proceso interno, que sí tiene que ver con nuestra habilidad de amarnos y de amar al prójimo, de amar la Vida y de encontrar a Venus en nuestro interior.

Conectar con Venus

El retrógrado también nos trae a la memoria, pasadas relaciones donde aprendimos lecciones importantes, o aquellas que se quedaron sin concluir completamente.

Nuestros afectos pasados, como encontrarnos con un amor viejo y recordar sentimientos. También es común soñar con viejos amores y relaciones. Hábitos que nos daban placer ya no nos inspiran.

Las posesiones materiales de repente pierden su importancia y recapacitamos sobre qué es realmente importante en nuestra vida. Si te estás separando, quizás debas decidir qué te llevas contigo y de qué te desprendes.

Si no tienes pareja, quizás es un buen momento para contemplar por qué. Si nunca piensas en relaciones personales quizás ahora lo harás. Tanto para las mujeres como para los hombres la gran pregunta es:

  • ¿Cuál es mi valor, si no encuentro quien me valore? ¿Necesito que otros me aprecien para valorarme?
  • ¿Qué pasa si pierdo el poderío de la Venus y ya no atraigo a nadie?
  • ¿Es esto la pérdida de mi valor personal? ¿En qué consiste conectar con Venus?

Venus vive en la Naturaleza

En un atardecer, en una maravillosa Luna Llena, en una flor, en un poema, en una canción, en una sonrisa, bajo un cielo estrellado, en un amanecer al lado del mar, en la montaña, en los bosques…

Venus nunca muere, es la Diosa de la Belleza y es inmortal. Siempre puedes invocarla y ella acudirá a tu llamado y tu plegaria.

Astrología Arquetípica – Cristina Laird

Mis Ángeles de la Cábala

Todas las almas al nacer tenemos asignados tres Ángeles regentes según la salida del sol, día y hora de nacimiento del lugar exacto donde hayamos nacido y para conocer sus nombres y número hay que sacar un cálculo manual.. seguir leyendo…

Artículos Relacionados