Niños Desnutridos Emocionalmente

En el ámbito de la salud emocional, la situación emocional de un adulto depende en mucho del amor que se le proporcionó en la infancia. De hecho, este proceso afectivo comienza desde el momento en que una mujer representa en ella misma el deseo de un hijo, pues un niño deseado por la madre tiene un buen pronóstico de salud emocional porque tendrá la posibilidad de recibir miradas de aceptación, amor, respeto, atención y disciplina con balance, lo que poco a poco se convertirá en confianza y seguridad.

Un niño rechazado

De otra manera, un niño rechazado que no fue bien acogido por la madre ni el padre o es golpeado por padrastros o madrastras, tíos, abuelos que los cuidan porque muchas veces las madres los rechazan o tutores, que no tienen muchas posibilidades de un buen desarrollo emocional.

Tristemente la mayoría de las veces terminan muy mal, es decir mientras más privación emocional hay más riesgo de enfermedad mental que se presenta.

Por su parte, los terapeutas psicológicos, sostienen que un bebé absorbe todas las actitudes y emociones de la madre o cuidador. Así, para crecer con salud requiere una familia que le brinde seguridad, cobijo, un modelo de vida y cuidados amorosos. Cuando no recibe estos cuidados hablamos de niños privados emocionalmente.

Cuando un niño no es suficientemente nutrido emocionalmente durante la infancia, de adulto va a seguir necesitando eso que pidió, aunque modificará el modo en que formulará el pedido.

Por ello es que los primeros dos años son muy importantes en la vida de cualquier persona, pues es la etapa en la que se desarrolla el autoestima, la seguridad y confianza.

Niños desnutridos emocionalmente

Serán adultos celosos inseguros y con una autoestima muy baja. Tenderán a querer llamar la atención y a ser manipuladores, a veces encantadores solo si les conviene y otras veces agresivos en su manera de hablar y actuar. Se convertirían en lo que los psicólogos llaman un hombres Misóginos.

Asimismo, se dice que ningún ser humano tiene sus necesidades básicas satisfechas al cien por ciento, sin embargo, es necesario que al menos el 50 por ciento de los primeros dos años, sea satisfecha sus necesidades emocionales, en muchos casos los padres trabajan, y los cuidan personas no capacitadas.

Generalmente nanas poco amorosas

Si es así ellos podrían tener problemas en sus actitudes mentales, no necesariamente todos los niños actúan de igual manera o les afecta igual, se encuentra casos diferentes donde los niños no son muy afectados, cada niño reaccionará de diferente manera. Y para desarrollarse en forma plena; entre más «nutrición emocional», mejor salud mental.


Consejos del Conejo