Atención con éste Mercurio retrógrado en Géminis

El sábado 29 de mayo (22:29 hora universal), Mercurio comienza su movimiento retrógrado en Géminis, hasta el 22 de junio, cuando volverá a avanzar en el zodíaco.

Presta mucha atención con éste Mercurio retrógrado en Géminis

Mercurio es el planeta que rige los procesos de la mente, el pensamiento, la palabra, la comunicación; cuando este astro entra en su fase de retrogradación, estos procesos ser alteran.

Esto significa, que durante tres semanas habrá una tendencia a prestar menos atención a las cosas externas, a lo que nos rodea, y estaremos más tiempo sumergidos en nuestros pensamientos.

Al prestar menos atención a lo externo, estaremos más proclives a enredos por una comunicación deficiente.

Mercurio retrógrado en Géminis

Aunque Mercurio se encuentra muy bien ubicado en Géminis porque es su casa, al estar retrógrado sale a relucir la faceta más ambigua y dual de este signo, lo que se presta para que nada de lo que se acuerde se cumpla y todo salga al revés.

Con Mercurio retrógrado el ambiente se presta para que interpretemos mal las cosas que se nos digan, por tanto, es tiempo de hacer un gran esfuerzo por prestar el doble de atención a todo lo que ocurra a nuestro alrededor, y es muy importante verificar todo lo que se nos informe.

Transacciones importantes

Como siempre, recomendamos no hacer transacciones importantes con Mercurio retrógrado, especialmente compra o alquiler de viviendas, o compra de vehículos, teléfonos y computadoras.

Tampoco están favorecidos los inicios, tanto de empleo, como de cualquier proyecto, a menos de que se trate de algún curso, porque el aprendizaje sí está favorecido.

También podemos recibir de esta fase planetaria, un efecto favorable, porque cada movimiento de los astros se corresponde con algún propósito cósmico que se refleja en nuestras vidas.

En el caso de Mercurio, es la mente y la comunicación que vive un proceso de introversión con el movimiento retrógrado de este planeta.

Cosas positivas

Vemos efectos que percibimos como negativos en esta fase, porque al estar nuestra atención dirigida hacia nuestro ser interno, descuidamos el aspecto externo y falla la comunicación interpersonal y desciende nuestra atención hacia los objetos externos.

Sin embargo, son muchas las cosas positivas que podemos esperar de Mercurio retrógrado.

Es un momento favorable para el desarrollo de nuestros potenciales creativos, para aprender cosas nuevas, hacer cursos, leer, aumentar nuestras habilidades, planificar cambios en nuestras vidas, darnos tiempo para el autoconocimiento personal, para meditar, reflexionar, escribir…

Reencuentros que nos alegren la vida

Asimismo, en esta fase de retrogradación de Mercurio, es posible que se produzcan reencuentros que nos alegren la vida; por otra parte, también hay que considerar que si bien lo que se inicia con Mercurio retrógrado no dura, puede venir algo mejor que aquello cuya duración fue efímera.

Mercurio Retrógrado ¿Qué Hacer y no Hacer?

Pedro González Silva