Melek Taus el ángel caído y la religión Yazidí

Melek Taus el ángel caído y la religión YazidíLa religión yazidí es heredera del zoroastrismo persa y adoradora del fuego, una religión sincrética que concilia distintas doctrinas. Entre sus creencias se encuentra la adoración al ángel caído llamado Melek Taus, al que los yazidíes representan con la figura de un pavo real, y que por haber cumplido con los mandamientos divinos es elegido por Dios como líder de los siete ángeles.

De acuerdo con el lingüista kurdo Jamal Nebez, la palabra Taus se deriva, muy probablemente, del griego y se relaciona con las palabras Zeus y Theos, aludiendo al significado de Dios. En este sentido, Melek Taus es el “Ángel de Dios”. Así es como los yazidíes ven a Melek Taus o Taus-e Malak.

Son una comunidad que vive mayoritariamente en la provincia de Nínive, en el norte de Irak, en las regiones de Jabal Sinyar y Shaija, siendo su epicentro la ciudad de Mosul. También hay yazidíes en algunas zonas de Irán, Turquía y Siria.

Los yazidíes siempre fueron una comunidad religiosa perseguida en el norte de Irak, no solo desde la aparición del grupo terrorista Estado Islámico. También bajo el régimen de Saddam Hussein (1979-2003). Anteriormente se enfrentaron a la hostilidad de otros grupos religiosos, sobre todo a la de los musulmanes, que los consideran una secta apóstata.

Leyenda de Melek Taus el ángel caído

Su día sagrado es cada primer miércoles de Nisan (marzo/abril), en el día que celebran como el Año Nuevo. Creen que Dios creó a Melek Taus de su iluminación en esa fecha. La religión yezidi se basa en la teoría del ángel caído, sólo que interpretada a la inversa.

Según los relatos yezidíes de la creación, Dios creó primero de su propia iluminación a Melek Taus, y otros seis arcángeles fueron creados después.

Cuando Dios creó a los otros arcángeles les ordenó traerle el polvo de la tierra, para construir el cuerpo de Adán. Después Dios dio vida a Adán de su propia respiración y mandó a todos los arcángeles para reverenciar a Adán.

Ellos obedecieron, con excepción de Melek Taus, que se rebeló y se negó. Al preguntarle Dios el por qué, Melek Taus le contestó:

“¡Cómo puedo someterme a otro ser! soy de tu iluminación mientras que Adán fue hecho del polvo”

Este acto de orgullo hizo que Dios enviara a Melek Taus al Infierno. Los yezidis apoyan firmemente y sin fisuras la actitud que mantuvo, pues piensan que fue un acto de amor hacia su Creador.

Melek Taus pasó 7.000 años en el Infierno, y con las lágrimas que derramó por haber sido repudiado por Dios, apagó las llamas del averno.

Por esta razón, para los yazidíes no existe este lugar sino que creen en la transmigración de las almas, es decir, que el alma atraviesa distintas formas humanas. Lo que ellos denominan como un ‘cambio de ropa’.

Entonces, después de arrepentirse por no haber cumplido el mandato Divino, Dios lo perdonó y al ser el más poderoso arcángel, lo volvió a colocar como líder de los siete ángeles encargados de comandar el universo. Porque, para los yezidis, Dios se limitó a crear el universo y, una vez acabada su obra, se retiró y delegó el dominio del cielo y de la tierra a esos siete ángeles, capitaneados por Melek Taus.

Según los yezidis, el diablo es ahora quien gobierna el mundo, y es a quien se debe venerar.

Los yazidíes dicen que Melek Taus no es el “maligno” de otras religiones. La prohibición cultural de los yazidíes de pronunciar la palabra (decir el nombre de Dios es considerado una blasfemia por el yazidismo)

Nunca pueden pronunciar la palabra Shaitan (Satán); por extensión, tampoco de su boca no pueden salir términos que empiecen por “sh”, ya que es el sonido con el que comienza la palabra Shaitan; y según ellos, sería irrespetuoso por decir el nombre del diablo en vano… (continúa página 2)

→ continúa página 2


seguir leyendo en página:

Mis Ángeles de la Cábala

Todas las almas al nacer tenemos asignados tres Ángeles regentes según la salida del sol, día y hora de nacimiento del lugar exacto donde hayamos nacido y para conocer sus nombres y número hay que sacar un cálculo manual.. seguir leyendo…