Manual del Vaticano contra la homosexualidad

La Iglesia católica considera la homosexualidad como un problema global y urgente que no sólo está produciendo la deconstrucción de la persona y de la civilización, sino que es necesario tratar con una terapia integral.

Manual del Vaticano contra la homosexualidad llega a España

Inspirados por este cometido, la editorial Biblioteca de Autores Cristianos ha traducido las actas de un simposio que tuvo lugar en Roma en 2008 y en el que participó la alta jerarquía eclesiástica.

Amar en la diferencia, un manual que considera la homosexualidad una patología a erradicar
Amar en la diferencia, un manual que considera la homosexualidad una patología a erradicar

El trabajo resultante es el libro Amar en la diferencia, un manual que considera la homosexualidad una patología a erradicar.

En la presentación de la publicación, ha estado presente el obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Plà, que participó en el mencionado simposio y se ha encargado de elaborar el prólogo de la edición en castellano.

— Hasta hace unos años, eran sobre todo algunos adultos los que sufrían dolorosas heridas en esta materia [debido a su condición de homosexuales]; en la actualidad muchos jóvenes, adolescentes e incluso niños de entre cinco y doce años están siendo víctimas del desconcierto sembrado – de forma planificada y sistemática- en las familias, sostiene Reig Plà en el texto.

Ideología para destruir El Plan de Dios

El obispo ha señalado a la ideología de género como la culpable de esta supuesta proliferación de la homosexualidad.

— En este tema, como en tantos otros, no seamos ingenuos, nos encontramos ante la pretensión destructiva al plan de Dios, asevera en el libro, que se refiere a las personas homosexuales como portadoras de una patología mental a la que se denomina AMS (Atracción afectivo-sexual hacia el mismo sexo).

Reig Plà introduce en el prólogo la terapia desarrollada y justificada en las actas del simposio.

— La homosexualidad es una gravísima vulnerabilidad que por el bien de la persona y de su entorno debemos combatir, esboza. Y debe hacerse a través de una terapia integral que incluye la acogida, acompañamiento y terapia espiritual, pero también psicológica o psiquiátrica, desde el punto de vista médico.

-Estos itinerarios de libertad y esperanza permiten la maduración afectivo-sexual, en la masculinidad y feminidad, de los varones y mujeres que los recorren. La experiencia demuestra que, sin duda, es posible la esperanza, remata.

La homosexualidad como trastorno mental

El obispo de Alcalá de Henares y vicepresidente de la sección española del Pontificio Instituto Juan Pablo II tranquiliza a los encargados de “tratar” la homosexualidad.

“En lo que se refiere a los aspectos jurídicos, la asistencia de los sacerdotes y catequistas a las personas con AMS y el acompañamiento de los orientadores no genera problema alguno, pues están amparados por el derecho a la libertad religiosa y de conciencia”, aclara.

Reig Plà lamenta también en el texto que las “enormes presiones del lobby gay, ajenas a toda consideración científica”, supuestamente lograran que las asociaciones americanas e internacionales de médicos eliminasen la homosexualidad de la lista de trastornos mentales.

“Posteriormente, en 1990, de nuevo la presión de lobby gay y de estas y otras muchas instituciones propició que la OMS, dependiente de la ONU, también excluyera la AMS de su Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE)”, denuncia.

El culpable de este “proceso de destrucción” es, según el miembro de la curia, la “ideología de género”, que trata de “destruir la antropología cristiana, para que desde ahí todo sea posible”.

Un obispo que avanza entre escándalos

No es la primera vez que Reig Plà carga contra los homosexuales. Durante la retransmisión en TVE de la misa del Viernes Santo el año pasado, el obispo causó un revuelo mediático y social al declarar que hay personas que “llevadas por tantas ideologías”, acaban por “no orientar bien” la sexualidad humana y piensan “ya desde niños que tienen atracción por las personas de su mismo sexo”.

“A veces, para comprobarlo, se corrompen y se prostituyen, o van a clubs de hombres nocturnos. Os aseguro que encuentran el infierno”, espetó.

En 2009, trascendieron imágenes en las que se le veía oficiando una misa en el Valle de los Caídos, delante de una bandera franquista. En otra ocasión, cargó contra las “lacras” del divorcio, los distintos modelos de familia o el aborto. Ya en 2011, en la web del obispado, se daban algunos consejos para «curar» la homosexualidad.

lamarea.com