Desde que era pequeña, Lin Ching Lan soñaba con ser bailarina. Intentó ingresar en escuelas de baile pero fue rechazada una y otra vez a causa de su discapacidad. Lin nació con severos problemas de audición y ha tenido que usar dispositivos auditivos especiales toda su vida.

“Cuando me dijeron que no podía bailar, me sentí muy triste y me preguntaba: ‘¿Por qué no puedo escuchar? ¿Por qué no puedo bailar? Sólo porque no puedo escuchar, ¿significa que no puedo bailar?’ pero aun así, nunca me di por vencida”…

Debido a su discapacidad auditiva Lin tiene un gran sentido del tacto, que le permite sentir las vibraciones de la música a través de suelos de madera, y esto le ha facilitado practicar danza y actuar en el escenario.

Un video sobre la vida de Lin, que forma parte de la campaña “#ChangeDestiny” (Cambia tu destino) de la compañía de cosméticos japonesa SK-II ha circulado ampliamente en estos días.

“Cuando Dios cierra una puerta, abre una ventana”-explica la joven en el video. “Alguien me dijo una vez que ser sordo es como vivir bajo el agua. Puede dar miedo. A veces te sientes aislado del mundo, de otras personas. Me niego a que eso me suceda a mí”, afirma, mirando al espectador, mediante el lenguaje de los signos.

https://www.youtube.com/watch?v=wEsSelxH1yw

Lin se graduó de la universidad con un título en educación especial, a la vez que seguía bailando. En los Juegos Deaflympic Taipei en 2009 ganó una medalla de plata en la danza.

Después comenzó a enseñar a bailar a niños con discapacidades físicas, de acuerdo con el diario Taipei Times.

Y en 2013 recibió críticas muy positivas por su participación en la película de ficción “Use Your Heart to Listen for Happiness” (Usa tu corazón para escuchar a la felicidad), sobre las vicisitudes que enfrentan las personas con problemas auditivos.

Lin ostenta el título de “Miss Deaf Asia 2015”, y junto a la actriz Cate Blanchett y la diseñadora de moda de Singapur Ong Priscilla Shunmugam se ha asociado a la campaña #Changedestiny, que busca capacitar a las mujeres para realizar sus sueños a pesar de lo que pudiera interponerse en su camino.


Vía » Yahoo!