Ley del Espejo – Fórmula para solucionar tus problemas con los demás

Ley del Espejo
Lo que dice la ley del espejo es que todo lo que ves en tu vida, tus circunstancias, es un reflejo de tu interior

Existen casi tantos caminos al autoconocimiento como seres humanos en el mundo, y la ley del espejo es uno de esos caminos. Conocer cómo funciona te permitirá navegar en tu interior y conocer la llamada sombra a través de las relaciones y los conflictos que en éstas se reflejan. ¿Me sigues?

¿Qué es la Ley del Espejo?

Lo que dice la ley del espejo es que todo lo que ves en tu vida, tus circunstancias, es un reflejo de tu interior. Con lo cual, si transformas tu interior, tus creencias y limitaciones, entonces tu realidad cambia.

El origen de todo lo que experimentas en tu vida está siempre en el interior, así que no eres una víctima de tu realidad, de tu pareja, jefe, padres, hermanos, amigos, colegas. Te guste o no, lo aceptes o no, lo sepas o no, tú creas tu realidad.

La ley del espejo es un regalo

Te hace ver en aquellas personas que te rodean lo que estás listo a transformar en ti mismo, reparar o sanar.

“Todo lo que te molesta de otros seres es solo una proyección de lo que no has resuelto de ti mismo”. Buda

Para esta ley, los sentimientos tienen su origen en tu interior, por lo tanto eres tú el responsable de manejar las creencias, ideas y malos pensamientos hacia los demás.

Para comenzar a hacer uso de la ley del espejo frente a una situación o persona que te genere conflicto puedes preguntarte ¿qué no estoy aceptando?, y con la respuesta encontrar que hay en tu interior que requiere de tu atención para ser transformado, por ejemplo:

  • Soy fanático de un un partido político, y me molesta que las personas a mi alrededor defiendan argumentos de una partido distinto al mío. ¿Qué no estoy aceptando? Que hay otros caminos, formas, creencias, opciones diferentes a la mía.
  • Sentir rencor hacia alguien. ¿Qué no estoy aceptando? Que los demás no tienen la culpa de mis propias experiencias.
  • Sentirme culpable. ¿Qué no estoy aceptando? Que yo no tengo la culpa de las experiencias de las demás y de las interpretaciones que hacen de ellas.
  • Sentir celos. ¿Qué no estoy aceptando? Que no soy dueño de nada ni de nadie y que sólo el amor puede unirnos.
  • Quiero juzgar. ¿Qué no estoy aceptando? Que cada quien hace lo correspondiente con lo mejor que sabe.
  • Quiero criticar. ¿Qué no estoy aceptando? Las costumbres, ideas y decisiones de los demás.

Cuando aceptas lo que el espejo te refleja ocurre la transformación

Con estos ejemplos quise comenzar a mostrarte que la ley del espejo no hace otra cosa que enseñarte tus propias limitaciones, y que todo comienza y todo termina en ti, pues es la proyección la que juega con tu mente y te mantiene en un estado reactivo, culpando a los demás por lo que te pasa, cuando eres tú, con tu estado interior, quien genera tu realidad dependiendo de cómo interpretas lo que existe y sucede.

“Lo que niegas, te somete y lo que aceptas, te transforma”. Carl Jung

De otro lado, y si decides trabajar con esta ley como herramienta de cambio y transformación, verás que observándote lograrás comprender qué es lo que te molesta y así lograr un nivel de autoconciencia y autoconocimiento que te guíe.

Cómo utilizar la Ley del Espejo
  • Piensa en alguna situación en la que te hayas sentido mal o molesto debido a algo ocurrido con otra persona, podrías ser después de haber tenido una discusión.
  • Ahora, imagina que estás frente a un espejo.
  • De estas cuatro situaciones posibles trata de identificar en cuál de ellas te ves reflejado.

Rossana Becerra