Las tóxicas semillas del “árbol del suicidio”

Cerbera odollam
Cerbera odollam

Natosha Anderson halló a su hijo en el suelo del baño de la casa, retorcido de dolor. “Me dijo: ‘No puedo sentir mi corazón, comí una semilla de pong”, recordó la mujer en declaraciones a una estación local de televisión en Chicago, Estados Unidos. Su hijo, Bernard McCalip, un joven transexual con conflictos de identidad, quería quitarse la vida.

“Estoy bastante segura de que pensaba que iba a ser fácil, pero no fue así. Murió con dolor. Fue un proceso lento y fue doloroso”, recordó Anderson.

El joven de 22 años ingirió semillas de un árbol asiático, cuyo nombre científico es Cerbera odollam, pero también es conocido como othalanga, pong pong y árbol del suicidio.

Anderson dice que su hijo le contó que había comprado las semillas por Internet y se las enviaron desde Indonesia por un precio total de tan solo US$5. Los paramédicos no reconocieron el nombre de la planta y no sabían cómo afecta al cuerpo. Contando su historia, la mujer quiso divulgar la traumática experiencia para crear conciencia sobre los peligros de este árbol.

Una muerte dolorosa

Los casos como el del hijo de Anderson todavía son raros en Estados Unidos, indicó Donna Seger, directora ejecutiva y médica del Centro de Toxicología de Tennessee, pero señaló que el peligro que representan estas semillas es real. Cuando se ingieren tienen un efecto similar al del fármaco digoxina, que se receta a personas con problemas cardíacos.

“Causa alteración del ritmo cardíaco y daño en el corazón”, explicó Seger a la cadena estadounidense ABC News. Los primeros relatos sobre el Cerbera odollam surgieron en el siglo XIX en Madagascar, donde también crece el árbol. Miles de personas morían anualmente en la isla asiática después de consumir las semillas en “juicios” que servían para determinar quién era culpable de brujería u otros delitos.

Hoy en día, es común que en Internet se vendan sus frutos secos como objetos decorativos para el hogar. Pero dentro de su cáscara marrón, guardan unas semillas altamente venenosas. El árbol y sus semillas, sin embargo, son poco conocidos entre la comunidad científica, incluso en el lugar donde causan más muertes: India.

Aunque en ese país se usa para fabricar veneno para ratas y desodorante, algunas personas, en particular mujeres, ingieren las semillas para cometer suicidio, según explica una reportera del servicio indio de la BBC.

Alarma en India

El Cerbera odollam crece de forma silvestre a lo largo de la costa suroeste del estado indio de Kerala, donde un estudio de 2004 le atribuyó una muerte semanal, fundamentalmente por suicidio. La investigación indicó que la planta causó 537 muertes entre 1989 y 1999.

“Hasta donde sabemos, ninguna planta en el mundo ha provocado tantas muertes por suicidio como el árbol Odollam”, señaló entonces el equipo de investigadores, dirigido por Yvan Gaillard, del Laboratorio de Toxicología Analítica de Francia. Entre el 70% y el 75% de las víctimas eran mujeres, un patrón que parece mantenerse.

En julio de 2012, siete adolescentes intentaron suicidarse al consumir una cantidad pequeña de semillas de Cerberaen la región de Kerala. Y en mayo de 2015, la historia se repitió pero con un desenlace fatal.

Una atleta adolescente india que competía a nivel nacional murió de una insuficiencia cardíaca luego de ingerir las semillas en un aparente pacto suicida con otras compañeras de cuarto. El caso sacudió al país pues las jóvenes dejaron una nota en la que acusaban a otros atletas y entrenadores de presionarlas hasta el punto que decidieron quitarse la vida.

“Quiero llamar la atención sobre lo que está pasando y lo que la gente está vendiendo por Internet para crear conciencia y así salvar vidas”, dijo la madre de Bernard McCalip a medios estadounidenses hace unos días.

Por el momento, en EE.UU. no se regula la venta de plantas y productos hechos a base de hierbas.

Las 5 plantas más venenosas del mundo


Vía » BBC Mundo