Desde este 21 de mayo, el Sol recorre Géminis, signo que marca el final de la primavera y sirve de transición hacia el verano, estación donde el astro rey llega a su punto más cercano a la Tierra en la latitud norte; este período de transición nos lleva a ser más flexibles en nuestras actitudes, más abiertos a los cambios, más dispuestos a relacionarnos con las demás personas a través de una comunicación efectiva, y nos da ánimo para emprender diversas tareas a la vez.

El tiempo de Géminis es ideal para cultivar la versatilidad

Es decir, la cualidad que nos permite experimentar diversos oficios y desarrollar varias labores a la vez.

Es buen momento para la actividad comercial, comunicacional, y los estudios. Con la fuerza geminiana activada podemos atrevernos a experimentar nuevas actividades, aprender cosas nuevas, cambiar de ambiente a través de una mudanza o mediante alguna acción que nos lleve a conocer a otras personas que no pertenecen a nuestro actual círculo social.

Géminis tiene que ver con los procesos del pensamiento

Los maestros espirituales celebran en tiempos de Géminis la Festividad de la Humanidad, en honor a los grandes soñadores que con su poder de visión causaron en la Tierra grandes cambios favorables al ser humano.

Géminis es el universo de la mente que trata de relacionarse con el mundo de la forma. La mente ha de funcionar a través de la forma, pues todas las cosas han sido creadas en el plano mental para ir después al plano de lo concreto, esta es la primera ley de la creación. El mundo mental es el campo de funcionamiento de Géminis.

En Géminis se encuentran las grandes dualidades de la vida

Espíritu y materia, lo subjetivo y lo objetivo, pues a menos que se unan ambas cosas no habrá conciencia. En Géminis la mente trata de ser objetivada, por eso es el mundo de lo concreto.

Es un signo regido por Mercurio, el planeta de los procesos mentales y la comunicación; es del elemento aire, mental, idealista y comunicador, y es mutable, es decir, flexible, adaptable, propicio para que los cambios se den más fácilmente.


Pedro González Silva