Nuestros abuelos ya lo decían: “que a gustito se duerme con el gato!”. Pues resulta que según estudios realizados recientemente el ronroneo que emiten habitualmente los gatos tiene unas finalidades terapéuticas increiblemente beneficiosas, tanto para ellos como para los humanos. En este artículo desvelamos muchos de esos beneficios.

Gatoterapia – Beneficios de los gatos

Para empezar, a los mininos les ayuda a mantener sanos sus pulmones y su corazón, ya que el sonido del ronroneo proviene del diafragma y emite una vibración en todo su cuerpo que tonifica sus pulmones y su corazón; y a los humanos la vibración del ronroneo próximo a nosotros beneficia a nuestro sistema nervioso y facilita la tonificación de nuestros músculos.

El cuerpo humano dispone de unos canales o meridianos, por donde circula la energía que nos llega del Cosmos y del Centro de la Tierra, por lo tanto, cuando nuestras emociones no están equilibradas, estas corrientes energéticas se distorsionan, atacando a los órganos y vísceras de nuestro organismo; y es aquí, donde los gatos juegan una labor muy importante para nuestra salud.

El gato es una animal especialmente intuitivo

Y a través de su gran intuición, se coloca donde ellos sienten que la energía del ser humano no está equilibrada, es decir, donde puede que haya un exceso o déficit de energía o un estancamiento. Con su ronroneo vibratorio ayudan a movilizar estas energías estancadas.

Por otra parte, un estudio realizado por Elizabeth Von Muggenthaler, especialista en Bioacústica en el Instituto de Investigación de la Fauna de Comunicaciones de la Universidad de Carolina del Norte – captó el ronroneo de un gato midiéndolo en un rango de frecuencia de 25 a 40 Hercios por segundo (Hz).

La exposición a frecuencias de 20 a 50 Hz aumenta la densidad ósea, alivia el dolor, los músculos y sana. Otro estudio también reveló que los gatos tenían ronroneo frecuencias entre 20 Hz y 200 Hz, en particular 25 Hz, 100 Hz, 125 Hz y 150 Hz!

Los resultados indicaron que a pesar del tamaño y la genética diferentes, todos los gatos tenían frecuencias ronroneo muy fuertes que caían dentro del rango de una multitud de frecuencias terapéuticas.

El ronroneo

Se ha relacionado con el alivio del sufrimiento en las personas con dolor agudo y crónico, la generación de crecimiento de nuevo tejido, mejorando la resistencia del tejido de heridas, mejorando la circulación local y la oxigenación, lo que reduce el crecimiento bacteriano e inhibe la hinchazón.

“Si pones un gato en la misma habitación con un montón de huesos, los huesos se curan”, reza un adagio de la antigua veterinaria.

Pregunte a cualquier cirujano ortopédico veterinario sobre lo relativamente fácil que es reparar fracturas de huesos de gato, en comparación con los perros. Ellos le dirán que los gatos no sufren casi el número de enfermedades ortopédicas o de los ligamentos y los traumas musculares como la experiencia del perro, incluso son raros los casos de no unión de fracturas óseas en los gatos. Los investigadores creen que el ronroneo de un gato es el mecanismo de auto-sanación detrás de estos hechos.

Existe una amplia documentación que sugiere que las bajas frecuencias vibracionales, en baja intensidad, son terapéuticas. Estas frecuencias pueden ayudar en el crecimiento óseo, promover la curación de la fractura y la movilidad de las articulaciones, aliviar el dolor, promover el tendón y la fuerza muscular y la reparación, y ayudar en la reducción de la hinchazón.

Estos datos sugieren que las frecuencias de 25 y 50 Hz son las mejores frecuencias para la promoción de la resistencia ósea, con 100 Hz y 200 Hz es el segundo mejor. La exposición a estas señales eleva la resistencia ósea en aproximadamente un 30%, y aumenta la velocidad a la que las fracturas curar.
Beneficios terapéuticos de un ronroneo de gato »







Comentarios

comentarios



seguir leyendo en página: