Felicidad codificada en un pentagrama

La música desencadena nuestra dopamina y nos dan ganas de vivir con optimismo. Como señala Valorie Salimpoor, neurocientífica de la Universidad de McGill de Montreal.

Seguir las melodías y anticipar lo que va a venir después, y confirmarlo o sorprenderse, y todos los demás pequeños matices cognitivos añadidos son los que provocan ese increíble placer.

El refuerzo o recompensa que sentimos procede casi en su totalidad a causa de la dopamina. Así que vamos a por algunos de ejemplos de felicidad codificada en un pentagrama:

Viva la vida

Coldplay no podría haber puesto un título más icónico que contagia la alegría de vivir, y que encabeza nuestro ranking.

I Feel Good

Todo un clásico de James Brown, que siempre se usaba en las películas de Hollywood de los 1980-90 para infundir un momento cumbre

Your´re The One That I Love

Grease es una película musical que contagia el buen rollo en cada uno de sus temas. Sin embargo, el más icónico, el que cierra la película y nos anima a todos a bailar, es éste interpretado por John Travolta y Olivia Newton-John

https://www.youtube.com/watch?v=cLXGDnwEz1g

→ continúa página 2


seguir leyendo en página: