Civilización Adámica

Civilización Adámica

La verdad sobre Adán y Eva, la serpiente y el Paraíso Terrenal no hay que buscarla en los infantiles relatos bíblicos, porque allí no está. Deformadas leyendas, revestidas de fantasía, sobreviven a lo largo de milenios y lejanas edades como brumas tejidas por el tiempo, de manera que cabe preguntarse…

El verdadero origen de la civilización adámica

¿Existieron Adán y Eva? Sí, en efecto, esos seres vivieron hace 10.000 años. Eran bellos niños creciendo entre la exuberante vegetación cercana al río Eufrates, en el antiguo país de Ethea (Asia Menor) lugar tan solitario y hermoso como un paraíso.

Por haber muerto sus madres y caer sus padres en poder de los piratas, se criaron solos, en compañía de una familia de renos, teniendo como caverna una gruta acondicionada como vivienda por el kobda Gaudes, quien ya había fallecido cuando ellos llegaron.

Adamú era hijo de la esclava Milcha y de Aldis, guardián del palacio real, era tres meses mayor que Evana, quien era hija de la Princesa Sophia de Otlana y del guerrero Joheván, nieta del gran rey atlante Nohepastro (Noe de la Biblia).

De manera no visible fueron muy bien protegidos e incluso vivieron separados entre los 5 y los 14 años, para que no se creyeran hermanos.

Orígenes de la civilización adámica

Cuando volvieron a encontrarse ya como esposos, dieron origen a esa leyenda y hermosa historia que, de manera Auténtica, está relatada magistralmente en los libros Orígenes de la Civilización Adámica / Origins of Adamic Civilization (Spanish Edition)

Adamú y Evana tuvieron dos hijos legítimos: Abel y su hermano Seth. Antes de nacer Abel, adoptaron a un niño que habían rescatado del río entre los brazos de su madre muerta: Kaíno (Caín de la Biblia), quien era dos años mayor que Abel.

Este niño, díscolo y violento, nunca quiso a su hermano Abel pero no lo mató personalmente como cuenta la Biblia sino que tan terrible suceso tuvo lugar accidental e indirectamente, durante una rebelión armada promovida por Kaíno contra su hermano.

Fue castigado duramente enviándolo a la solitaria prisión de Arabia llamada, por entonces, «Peñón de Sindi», donde pereció al despeñarse por un precipicio.

Primeros seres vivientes en la Tierra

Adán y Eva no fueron los primeros seres vivientes en la Tierra como cuentan los relatos bíblicos, ya que el planeta estaba habitado por entonces y desde mucho tiempo atrás, siendo la Atlántida el continente más adelantado en aquella época y de donde ellos provenían.

Tampoco es verdad que de una sola pareja descienda la humanidad entera, pues esto no resulta posible ni siquiera a nivel biológico.

Fantasía del paraíso terrenal

La infantil fantasía del Paraíso Terrenal, el pecado, la serpiente, el Ángel que los expulsó del Paraíso con su espada de fuego, todo eso viene siendo una ingenua deformación no aceptable ni aún a nivel simbólico siquiera, pues es bastante absurda.

Hay que tener en cuenta que la historia como ciencia no nació sino muchísimo tiempo después. Aunque se conocía la escritura por entonces y había papiros para escribirla, nada de eso ha llegado hasta nuestros tiempos.

Adamú

Los conocimientos eran muy privados y se preservaban rigurosamente en los archivos de los santuarios, pues las multitudes no sabían leer ni escribir.

La vida de Adamú fue una antigua encarnación del Gran Ser de Luz que conocemos ahora como Maestro Ascendido Ray Sol.

Así como Evana fue una encarnación muy antigua de nuestra querida Conny Méndez, ahora Maestra Ascendida Osir Kranim. Rayo gemelo del Maestro Ray Sol (Ascendido Saint Germain)

Eva no fue la primera mujer de Adán