Los buñuelos de viento, los huesos de santo y los panellets son algunos de los dulces más populares que se consumen en el Día de Todos los Santos, jornada en que las familias rinden culto a sus familiares fallecidos y aprovechan el reencuentro para degustar esos dulces típicos, entre los que también destacan gachas de leche, el dulce de membrillo y los pestiños, dependiendo de la región.

Dulces típicos en España para el Día de Todos los Santos

La venta de dulces típicos crece en el Día de Todos los Santos (y a lo largo de todo el Puente de Todos los Santos, para el que lo tenga) de forma exponencial, sobre todo si hablamos de los buñuelos, los panellets y los huesos de santo.

Los Huesos de Santo

Los huesos de santo parece ser el más vinculado específicamente a estas fechas. Se elaboran con una base de mazapán creando un canutillo enrollado y se recubren de almíbar. En cuanto al relleno, aunque tradicionalmente se hacía sólo de dulce de yema, hoy ya se pueden encontrar de múltiples sabores. Desde chocolate a fresa, pasando por otros más atrevidos como el coco o el plátano.

Los dulces con una mayor acogida en Cataluña y en la Comunidad Valenciana a lo largo del Puente de Todos los Santos son los panellets. Se elaboran con una base de masa de almendras, boniatos, azúcar, huevos y limón rayado. Los más populares son los de piñones o de almendras picadas, aunque también pueden encontrarse de café, de chocolate, de naranja y recientemente están popularizándose los de pistachos.

Los Buñuelos de Viento

Los buñuelos de viento son los dulces con mayor acogida o más populares en tierras castellanas. Aunque es más habitual que se consuman en Semana Santa, desde hace años también se han convertido en algo tradicional de la festividad de Todos los Santos.

En su elaboración se emplea harina, mantequilla, huevos, leche, agua y corteza de limón. En cuanto al relleno, ya los puedes encontrar de muchas clases. Los más tradicionales son los rellenos de crema pastelera, de chocolate, de nata, de crema de café y hasta de cremas de distintas frutas. Algunos pasteleros dispuestos a innovar consiguen los sabores más insospechados.

Los Pestiños

Los pestiños son dulces de masa frita aromatizada con ajonjolí y canela, que son típicos de Andalucía, aunque también se consumen en algunas zonas de Castilla-La Mancha. Suelen ser populares en Semana Santa, aunque también se consumen en el Puente de Todos los Santos.

Las gachas de leche suelen hacerse en Córdoba para el Día de Todos los Santos. Se emplean rebanadas de pan, leche, canela anís, harina, aceite, azúcar y limón.

En Extremadura, Castilla-León y Castilla-La Mancha el dulce de membrillo y los frutos secos son también típicos de estas fechas, al igual que las castañas asadas, cuya popularidad arranca con los primeros días en los que ya se aprecia la bajada de temperaturas, como es tradicional en el Puente de Todos los Santos, y se mantiene durante buena parte del invierno.


Que.es