El cometa Catalina

El cometa Catalina
El cometa Catalina

Será visible durante las madrugadas del domingo y el lunes

Desde principios de año, Catalina se considera un cometa especial que, además, este fin de semana gana protagonismo porque alcanzará su máximo acercamiento a la Tierra. Sucederá entre el sábado 16 y el lunes 18 de enero y, si las condiciones meteorológicas lo permiten, será visible de madrugada a simple vista.

Tuvimos las primeras noticias de Catalina a finales de 2015 porque es un cometa en el que toda la comunidad científica ha centrado su atención por varias razones. Además de ser de reciente descubrimiento (31 de octubre de 2013), el cometa Catalina brinda una ocasión única para estudiarlo con detenimiento ya que tras pasar por la Tierra abandonará el Sistema Solar para viajar por el espacio interestelar hasta el fin de sus días.

Catalina, como tantos otros cometas, procede de la Nube de Oort, una importante reserva de este tipo de astros en el exterior de nuestro Sistema Solar. Los científicos vienen estudiando este cometa desde noviembre de 2015, fecha importante en la trayectoria de Catalina ya que el día 15 de ese mes alcanzó su perihelio, es decir, el punto de máxima aproximación al Sol, 123 millones de kilómetros.

Ahora le toca el turno a la Tierra y es que el domingo 17 de enero, el cometa Catalina pasará por encima de nosotros a tan solo 108 millones de kilómetros. Los astrónomos aprovechan esta oportunidad para extraer datos de su estado dinámico, composición, rotación, etc., con el objetivo de avanzar en el descubrimiento del origen de los sistemas planetarios.

De hecho, este es uno de sus principales atractivos. Catalina, al igual que sus hermanos, contienen información muy valiosa sobre el origen del Sistema Solar ya que la Nube de Oort, de donde procede, es una de las nubes primigenias de nuestra galaxia.

Y al ser un cometa tan nuevo, según los astrónomos, contiene “material inalterado” que permitiría avanzar en el estudio y el conocimiento del Sistema Solar. En general, el resto de cometas de Oort deambulan por el interior de la nube y cuando se produce un choque entre ellos la colisión desestabiliza sus órbitas y permite que alguno acabe el interior del Sistema Solar por la fuerza de atracción ejercida por el Sol…

continúa página 2 »


seguir leyendo en página: