Me ha tomado un tiempo sentarme a escribir sobre lo que pasó y sigue pasando con este eclipse total de Sol en Leo, que acabamos de vivir, que es parte de la serie Saros 145. Mucho ha pasado y mucho sigue pasando y ahora aún con la resaca de ello, es hora de RE-flexionar, como es apropiado en los periodos de Mercurio Retrógrado.

Reflexiones sobre el eclipse y las secuelas del mismo

Aunque Mercurio se estaciona directo el 4 de Septiembre, su periodo post sombra continuará hasta el 19 de Septiembre, cuando realmente concluirá este ciclo. Una vez más tenemos oportunidad de comprobar que es lo que significan los eclipses en nuestras vidas.

Como siempre se ha creído, coinciden con momentos oscuros de nuestra historia y este año no ha sido una excepción desafortunadamente.

Si miramos los otros eclipses de esta misma serie, veremos que también eventos que cambiaron la historia, ocurrieron alrededor de la fecha del eclipse, aunque no necesariamente el mismo día.

Por ejemplo el eclipse de Junio del 1927, vio el comienzo de la gran Depresión; el de Julio de 1945 coincidió con el lanzamiento de las bombas nucleares en Hiroshima y Nagasaki; el de Julio del 1963, con el asesinato de Kennedy; en 1981 Lady Diana Spencer y Principe Carlos de Inglaterra se casaron justo el día del eclipse y todos sabemos como terminó esa historia; el último de esta serie, anterior al presente fué el 11 de Agosto de 1999. Si estabas vivo/a, sabes lo que ocurrió entonces en tu vida

Este eclipse (del 21 de Agosto)

Que todos hemos vivido, no sólo ha traído varios terremotos, sino que los atentados en Barcelona, que ocurrieron 4 días antes; y ahora el terrible huracán en Texas y la tensión que sube de tono en la península Coreana; en India, la época de monzones ha matado a más de 1200 personas y dejado sin hogar a millones.

La retórica bélica por parte del gobierno de Corea del Norte y de USA, nos inquieta a todos. Ideas separatistas que confrontan a un bando en contra del otro, nos invitan a la RE-flexión.

Retórica (Mercurio), bélica (Marte)

Es lo que vemos en varias partes del mundo. Justamente los dos planetas que aparecieron en el firmamento en el momento que la Luna tapó completamente el Sol en su recorrido a través de los Estados Unidos. Fué necesario que la Luna cubra la cegadora luz del Sol, para que podamos ver lo que se esconde en la noche de nuestra psique.

Mercurio, el pequeño planeta que da vuelta al Sol 3 veces mientras que la Tierra da una y Marte que le toma el doble de tiempo que a la Tierra, completar una vuelta. Mercurio, el arquetipo del mensajero divino, que habla de como nos comunicamos, en el signo de Virgo, que rige, en su moción retrógrada hacia Leo.

Mercurio (Hermes)

Es quien llevaba las almas de los que morían al submundo, pero también traía mensajes desde el submundo a los demás dioses y a los mortales. Mercurio nos ayuda a comunicarnos no sólo entre nosotros, pero también dentro de nosotros mismos, ya que traer nuestra oscuridad, nuestro propio submundo a la consciencia.

Marte, también nos conecta con la ira, con emociones que no sabemos como manejar. La ira que emana del terror a la muerte, a no sobrevivir, que nos impulsa a realizar los actos más impensables en la desesperación de luchar contra aquellos que nos oprime, que nos amenaza. El hecho de que no sepamos controlar la ira no significa que es imposible. Deberíamos poder sentir esa emoción tan potente y tan humana, sin necesariamente reaccionar violentamente. Pero, que difícil!!

Los atentados en Barcelona

Atentados ¿Qué alternativas tenemos con nuestros jóvenes?

Nos llevan a reflexionar sobre nuestras creencias y el poder de ellas. Esto no se soluciona simplemente expresando nuestro repudio a tales actuaciones por un grupo de jóvenes (demasiado jóvenes).

Aquí no hay ganadores, sólo víctimas y perdedores. Sino reflexionamos sobre ello y nos dejamos llevar por la ira, entonces seguimos alimentando esas creencias extremistas que nos victimizan, en vez de empoderarnos, en vez de ayudarnos a encontrar una respuesta.

Si seguimos con las ideas que unos somos diferentes a otros, entonces seguimos fomentando la separación y la idea que unos deben vencer a los otros. Si lográsemos vernos en el mismo barco, ya que en realidad lo estamos, entonces podríamos trabajar juntos en mejorar nuestras vidas para el beneficio de todos.

Muchas son las preguntas que nos trajo este eclipse y muchas más vendrán

Debemos pensar en la responsabilidad que todos tenemos en que estos eventos ocurran, en vez de pensar que sólo le pasa a algunos.

La riqueza y la sabiduría que nos proporciona la Astrología, es que nos ayuda a comprender, que TODOS tenemos un Sol, un Mercurio, un Venus, un Marte, un Júpiter, etc, etc, en nuestra psique.

  • TODOS podemos conectar con TODAS las emociones humanas, en algún momento de nuestras vidas.
  • TODOS podemos comprender a ERIS y sentirnos desplazados, no aceptados, no integrados, alienados;
  • Todos conocemos a SATURNO y debemos vivir con nuestras limitaciones
  • TODOS visitamos Plutón en algún lugar recóndito de nuestra psique y comprendemos que ALGO debe transformarse, cambiar de forma, cambiar de propósito, EVOLUCIONAR, y para que algo evolucione, debe haber una transformación, una amputación.

Si seguimos pensando en términos de Nosotros y Ellos, entonces seguimos alimentando esa mentalidad separatista que nos lleva a realizar actos tan desesperadamente irracionales como los que ocurrieron en las Ramblas y en Charlestonville. No es lo que ocurre aquí o allí. TODO lo que ocurre, sea donde sea, nos afecta a TODOS.

Enseñanzas de este eclipse

No perdamos la oportunidad de meditar sobre estos hechos y las enseñanzas de este eclipse, que nos ha brindado suficiente material para trabajar y RE-evaluar. Pondera.

No respondas a la ira. Piensa. Reflexiona. TODOS tenemos la responsabilidad de construir un mundo donde nos guste vivir, pues el planeta ya lo tenemos. Es el más bello del firmamento y nos da todo lo que necesitamos


Astrología Arquetípica – Cristina Laird
Astrologia en simples palabras