¡Divina Pastora no saldrá en procesión!

Divina Pastora

Por primera vez en 165 años, la imagen de la Divina Pastora no saldrá del Santuario de Santa Rosa debido a la pandemia provocada por el coronavirus. Ante esa circunstancia, la arquidiócesis de Barquisimeto, anunció la 1ra Peregrinación Virtual al Santuario de la Divina Pastora.

¡Por primera vez en 165 años la Divina Pastora no saldrá en procesión!

¿Fin de mundo?

“¡Fin de mundo!”, han exclamado los larenses en un lamento que los amalgama. Por generaciones, millones de venezolanos se han hecho presentes, puntuales y entusiastas, cada 14 de enero con el propósito de acompañar a la Virgen en su tradicional recorrido.

De hecho, familias enteras se desplazan desde cualquier punto del país hasta Barquisimeto. Se sabe de cientos de creyentes -viviendo en el extranjero- que compran su boleto de avión por pocos días tan sólo para ver a la Virgen. Esta vez, es imposible.

Es costumbre que ese escenario concentre las peticiones que los venezolanos elevan ante nuestra Madre del Cielo ante las vicisitudes y sufrimientos que nos embargan.

El obispo encargado de la homilía suele manifiestarse con un mensaje pastoral que hace retumbar las conciencias y temblar a los poderosos. Eso, probablemente, se repita.

Pero lo difícil de evaluar será el impacto que, para los fieles de esta milagrosísima advocación mariana en Venezuela, pueda tener la imposibilidad de seguirla por las calles y rogar ante su presencia física.

La tradición sigue en pandemia

“En esta primera visita virtual al Santuario Arquidiocesano de la Divina Pastora nos encontraremos ante la imagen de Nuestra Madre, siempre lista para recibir a los peregrinos por razones ya conocidas”, comenta un audio difundido por la arquidiócesis de Barquisimeto.

La procesión de la Divina Pastora es multitudinaria. Tanto, que la sitúan a nivel de las concentraciones más impresionantes del continente, detrás del Señor de Los Milagros de Lima y la súper concurrida manifestación de fe ante Nuestra Señora de Guadalupe en Ciudad de México.

Pero, como procesión mariana, como traslado en masa, nunca se ha visto nada en América como la procesión de la Divina Pastora, un trayecto a pie que ha llegado a reunir a 3 millones de personas.

La Ruta de la Esperanza

A través de las plataformas digitales, de redes sociales y de la transmisión en radio y televisión, se vivirá desde nuestros hogares la emoción de cada año por la Divina Pastora de Barquisimeto.

La novena virtual, denominada Ruta de la Esperanza, se efectuará reunidos en familia alrededor de un altarcito. Se puede reservar un lugar con la imagen de la Divina Pastora, una Biblia, un rosario, una velita y una flor, sugiere un comunicado de la Iglesia difundido este 2 de enero.

Los diarios regionales se han hecho eco de las instrucciones arquidiocesanas. Desde el día 6 de enero se iniciará la peregrinación virtual hasta el día 14.

Ese día, a las 7 de la mañana, se celebrará la Eucaristía presidida por Víctor Hugo Basabe como momento virtual central de esta peregrinación.

Inolvidables celebraciones anteriores

Es oportuno recordar que monseñor Basabe –abogado de profesión y severo crítico del régimen- ha sido amenazado en un par de oportunidades, desde el centro mismo del poder. La causa: sus sermones ante la Divina Pastora, en defensa de los derechos humanos y la dignidad de las personas.

Imposible olvidar la más emblemática de las comparecencias de un prelado ante la Divina Pastora ocurrida el 14 de enero del 2006, sólo un año antes de su muerte, la del Cardenal Rosalio Castillo Lara. Entonces pronunció una histórica homilía que culminó con esta plegaria:

«Virgen Santísima, que en nuestra historia has manifestado muchas veces tu benevolencia y cariño por este pueblo, te pedimos que no nos abandones en este momento!”

Nuestro Señor Jesucristo ha querido, quizás, darnos una dura lección por nuestras infidelidades, por no haber sabido aprovechar los dones que nos dio de una naturaleza tan fértil y rica, de una población inteligente, trabajadora y generosa, y por no haber ayudado debidamente a los más necesitados y no haber vivido limpiamente nuestra fe cristiana.

Ayúdanos, dulce Divina Pastora, a aprender la lección y danos a todos la claridad de la mente para conocer el peligro, y la fuerza para superar democráticamente este momento difícil.

Consíguenos el don de la paz, de la reconciliación, de la conversión y danos la alegría de la recuperada libertad. Así sea».

El jaleo que se armó fue grande, intentaron silenciar los micrófonos, las autoridades políticas y militares se retiraron en señal de protesta, pero los aplausos y vivas de la multitud para Virgen arroparon al cardenal y aprobaron sus palabras.

María, firmeza y consuelo en la adversidad

Sin duda, esta novedosa iniciativa de la Iglesia larense, de mantener la peregrinación de manera virtual, será un consuelo y una forma de participar que permitirá sumar aún más fieles en esta oportunidad.

De igual manera, servirá para entrenarnos en la serena resignación de que, no obstante la normativa sanitaria, se nos ofrece la posibilidad de seguir a la Virgen con las herramientas de la tecnología. Eso hace válida aquella conseja de “Dios aprieta pero no ahorca”.

La visita virtual a la Excelsa Patrona, para pedir por Venezuela y el cese de la pandemia, muestra un objetivo.

La arquidiócesis lo definió así: comprender y experimentar que María, especialmente bajo la advocación de Divina Pastora, “es junto a nosotros Peregrina de la Misericordia, de la Esperanza y del Consuelo, aun en las situaciones más duras y dolorosas”.

La Comisión Central Organizadora ha propuesto el lema y la temática de la visita inspirada en las tres nuevas letanías que el papa Francisco agregó al Rosario y en la cita bíblica de Sabiduría 8 (Lectura del común de Santa María Virgen Trono de Sabiduría).

Ese texto bíblico en sus versículos muestra a María como descanso en las penas, firmeza y consuelo en la adversidad, señala el comunicado publicado en el portal web de la arquidiócesis barquisimetana.

aleteia.org

Relacionado

La Divina Pastora