Select Page

San Judas Tadeo — Para los casos difíciles y desesperados

San Judas Tadeo — Para los casos difíciles y desesperados

San Judas Tadeo es el santo patrono de trabajadores en hospitales, situaciones desesperadas o imposibles y causas perdidas. Al llegar la fecha de su celebración, 28 de octubre, queremos recordar su vida y oraciones empleadas para invocar su intermediación.

San Judas Tadeo

San Judas Tadeo fue sobrino nieto de San Joaquín y Santa Ana, padres de la Santísima Virgen. También fue sobrino de María y José, padres de Jesús, por tanto primo de Cristo. Desde pequeños, ambos fueron muy unidos, jugaban y compartían muchas cosas.

Sabemos también que San Judas Tadeo era hermano de otro apóstol, Santiago el Mayor y que ambos recibieron el Espíritu Santo en forma de lenguas de fuego el día de Pentecostés y presenciaron los milagros de Jesús en Galilea y Judea y oyeron sus sermones; le vieron ya resucitado y hablaron con Él después de su santa muerte en la Cruz.

San Judas sufrió martirio en Suanis, ciudad de Persia, donde habían trabajado con esmero como misioneros. Según la tradición católica, a Judas Tadeo le habrían aplastado la cabeza con un mazo y se la habrían seccionado con un hacha. De allí que se le represente con alguno de estos instrumentos de muerte en la mano. Trasladaron su cuerpo a Roma y sus restos se veneran ahora en la Basílica de San Pedro, en el Vaticano.

Es importante observar que existe una leyenda sobre san Judas Tadeo, ya antigua cuando en la época del historiador de la iglesia Eusebio de Cesarea la escribió a principios del siglo IV, cuenta cómo Abgar, rey de Edesa, estaba muriendo de lepra y envió una carta a Jesús pidiéndole que fuera y lo curara. Nuestro Señor contestó que no podía ir personalmente, pero que le enviaría a uno de sus discípulos. Para consolar al rey, Jesús tomó un paño y lo apretó contra su rostro. Cuando lo retiró, había quedado impreso sobre el paño un retrato perfecto de Cristo.

Después de la Ascensión, Judas tomó ese retrato de Cristo, llamado Mandilión, marchó con él a Edesa y curó a Abgar. (La mayoría de las estatuas y pinturas de san Judas lo muestran con un medallón que porta un retrato — en clara referencia al Mandilión.)

Igualmente resulta interesante saber que el nombre Judas en hebreo significa “alabanzas sean dadas a Dios”, y Tadeo “valiente para proclamar su fe”.

¿De dónde nació su devoción como santo de los casos difíciles y desesperados?

Santa Brígida cuenta en sus Revelaciones que Nuestro Señor le recomendó que cuando deseara conseguir ciertos favores, los pidiera por medio de san Judas Tadeo. A partir de allí surgió su fama de dar ayuda en los casos desesperados.

En Estados Unidos la devoción creció gracias a los padres claretianos quienes dirigían la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, en el sur de Chicago, en un vecindario rodeado de fábricas de acero. En la Depresión de 1929, muchos perdieron sus empleos y no tenían modo de sostener a sus familias. Para contrarrestar la desesperación y el desaliento de sus feligreses, el padre James Tort inició una novena a san Judas. La devoción se repitió semana tras semana durante la Depresión, la Segunda Guerra Mundial y la guerra de Vietnam.

Con cada nueva crisis, la popularidad de san Judas aumentaba y, con el tiempo, la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe recibió el nombre de Santuario Nacional de san Judas. Hoy llegan al santuario cientos de miles de peticiones al año, y los claretianos publican La voz de san Judas (The Voice of St. Jude), que da noticia de historias edificantes de respuestas a la oración.

Invocar a San Judas Tadeo

A San Judas Tadeo se le debe invocar cuando se está a punto de caer o cuando las puertas se han cerradas. Él no abrirá una, sino mejor una ventana de esperanza y bienestar.

Igualmente, se le puede ofrecer una manda (o agradecimiento) especial por el favor una vez recibido que puede ser flores, donaciones de alimentos y/o ropa a los menesterosos, donación de tiempo en los asilos, etc.

Se puede elaborar un altar dentro del hogar y se le puede hacer una veladora a su nombre y préndele una luz al tiempo que rezas.

Oración a San Judas Tadeo para pedir trabajo

Rézala, y en breve tendrás el trabajo que te mereces:

San Judas Tadeo intercesor de todo problema difícil, consigúeme un trabajo en el que me realice como ser humano, y que a mi familia no le falte lo indispensable en ningún aspecto de la vida, que lo conserve a pesar de las circunstancias y problemas adversos.

Que en él, progrese mejorando siempre mi calidad y gozando de salud y fuerza. Y que día a día trate de ser útil a cuantos me rodean. Asocio tu intercesión a la Sagrada Familia, de la cual eres pariente, y prometo difundir tu devoción como expresión de mi gratitud a tus favores.

Amén

Después debes rezar un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.

Oración a San Judas para casos desesperados

¡Santo Apóstol San Judas, fiel siervo y amigo de Jesús!, ruega por mí que me encuentro en una gran necesidad, ya que la Iglesia católica te honra e invoca umversalmente, como el patrón de los casos difíciles y desesperados. Ruega por mí, que estoy solo, desesperado y sin ayuda.

Te solicito, muy respetuosamente, hagas uso de ese privilegio especial que Jesús te ha concedido, de socorrer pronto y visiblemente cuando casi toda esperanza humana se ha perdido.

Ven en mi ayuda en esta gran necesidad, para que pueda recibir consuelo y socorro del cielo en todas mis necesidades, tribulaciones y sufrimientos; particularmente (haz aquí tu petición), y para que pueda alabar a Dios contigo y con todos los santos, ángeles y elegidos para siempre.

Te doy las gracias glorioso San Judas, y prometo nunca olvidarme de este gran favor, honrarte siempre como mi patrono especial y poderoso, y, con agradecimiento, hacer todo lo que pueda para fomentar tu devoción.

Amén.


Vía » Consultorio Esotérico