Ataques gelásticos — Te producirán de todo menos risa

Se trata de un trastorno del cerebro que se suele detectar en los primeros meses de edad y que va asociado a la epilepsia.

Ataques gelásticos

De hecho, lo que produce son pequeños ataques en los que la persona empieza a reír de manera descontrolada durante periodos de hasta más de un minuto. El cuadro es difícil de identificar, porque a menudo no se sabe si el niño ríe o llora y si lo hace de forma natural.

En muchas ocasiones, los propios médicos confunden los ataques de risa con trastornos del comportamiento y no le dan la importancia que tiene.

El caso más reciente que hemos conocido es el de una niña boliviana de seis años, tratada por el médico José Liders Burgos Zuleta y documentada en la revista Ecancer. Como en otras ocasiones, los primeros médicos que vieron a la pequeña creían que simplemente se portaba mal o trataba de llamar la atención.
 

“Consideraban que estaba muy consentida, loca e incluso poseída por el demonio”, asegura el doctor. Afortunadamente los especialistas se dieron cuenta de que algo no era normal y descubrieron que la verdadera causa era un hamartoma, un pequeño tumor benigno que presionaba su lóbulo temporal.

 
La palabra “gelástico” viene del griego “Gelos”, que significa risa. El trastorno viene siendo observado desde la antigüedad, pero sigue siendo bastante desconocido. Los pacientes sufren ataques de risa muy extraños y que les dificultan mucho la vida.

“No es siempre una risa de jajaja”, asegura en Livescience el neurólogo pedriatra Solomon Moshé. “No hay felicidad en esto. Algunos niños pueden estar muy asustados”. De hecho, si no se diagnostica y extirpa a tiempo, los niños sufren un retraso en su desarrollo, ven disminuido su cociente intelectual y llegan a la edad adulta con problemas de memoria, atención y otras capacidades.
 

La causa más común de los ataques son pequeños tumores benignos cerca del hipotálamo, aunque a veces aparecen en otras regiones. La solución no es demasiado complicada, pues con una simple operación quirúrgica para extraer el tejido dañado basta para que el paciente vuelva a la normalidad, como en el caso de la niña boliviana. Como el mal es difícil de identificar- a veces son ataques de llanto mezclados con la risa – los médicos piden a menudo a los padres que graben los ataques para comprobar de qué se trata.

 
En Youtube puedes ver algunos vídeos de casos diagnosticados gracias a estas grabaciones pedidas por los neurólogos [aviso: no son muy agradables].

La intención de los especialistas, en cualquier caso, es mejorar el conocimiento de este trastorno paran que no los niños sean bien diagnosticados cuanto antes.

Vía » Yahoo!

Artículos Relacionados