14 de Junio 2019 – Confluencia planetaria en el grado 18

Confluencia planetaria en el grado 18
Confluencia planetaria en el grado 18

El viernes 14 de junio habrá una especial confluencia planetaria en el grado 18 de diversos signos, donde destacarán Marte y Saturno, acoplados a los Nodos Lunares, lo que indica una señal marcada por el destino que estará activada ese día en especial, aunque su efecto puede manifestarse durante toda esta semana.

Una señal del destino en el grado 18

En esta conexión tan especial, Marte y el Nodo Norte coinciden a 18 grados de Cáncer, a la vez que en el signo opuesto, que es Capricornio, coinciden Saturno y el Nodo Sur, también en el grado 18.

Marte, que indica iniciativa, acción, emprendimiento, al unirse al Nodo Norte mueve hechos que llegan por destino, que significan un aprendizaje, una misión, una tarea que puede llegar a convertirse en una hazaña.

Saturno Rey del Karma

Saturno, por su parte, unido al Nodo Sur, trae una carga kármica muy fuerte; entendemos por karma todas aquellas acciones cuyas consecuencias arrastramos del pasado, y que debemos solucionar y corregir.

Saturno habla de que todo llega a su tiempo, y que es necesario tener temple, disciplina y perseverancia, para aprovechar el momento en que todo confluye para cerrar ciclos y avanzar con nuevos aprendizajes que nos marca el destino.

El 14 de junio

Otros astros confluyen también en el grado 18 de diversos signos, elevando el impacto de esta señal del cielo. Júpiter estará a 18 grados de Sagitario, y Neptuno q 18 grados de Piscis.

Ese día, en la mañana, la Luna estará por hora y media, aproximadamente, en el grado 18 de Escorpio, reforzando esa confluencia planetaria.

Cuando muchos planetas coinciden en un mismo grado y se interconectan con mucha intensidad, el ambiente es proclive a que se manifiesten eventos fuera de lo común, que marcan un nuevo rumbo o que se salen de la cotidianidad, y si los nodos están involucrados, estos eventos vienen marcados por el destino con un propósito especial para nuestras vidas.

Curiosamente, dos eclipses pertenecientes a una misma serie, y que ocurrieron un 11 de agosto, uno en 1999, y otro en 2018, ocurrieron también en un grado 18, en este caso de Leo, y ambos han marcado hitos transformadores y dinamizantes a nivel mundial.

Veamos ahora cómo se manifiesta el destino.


Pedro González Silva