Desde primeras horas de la madrugada del miércoles 10 de abril, Venus estará en conjunción con Neptuno, a los 17 grados del signo Piscis, lo que nos trae una muy poderosa amalgama de energías, una mezcla romántica, sublime y a la vez distorsionante de la realidad.

Venus en conjunción con Neptuno

Venus en Piscis se encuentra con sus cualidades sobredimensionadas; está, de acuerdo a los términos astrológicos, “exaltado”, por tanto impregna el ambiente con mucha más fuerza, de sus energías seductoras y románticas.

A su vez, Neptuno está muy fuerte en Piscis, está en su domicilio, este signo es su casa natural, y por tanto sus cualidades espirituales, extrasensoriales y desfasadas del mundo terrenal, están en su máximo nivel.

Neptuno es la octava superior de Venus

Haciendo la comparación con las notas musicales, cuando empezamos la escala con “do”, y seguimos con las demás notas, llegamos a un “do” de vibración más alta o aguda, esa es la octava superior. Neptuno es Venus que vibra ocho veces más alto.

Por tanto la conjunción de Venus y Neptuno en Piscis es muy fuerte. El ambiente será muy propicio para experiencias románticas. No confundamos “experiencias románticas” con “experiencias sexuales”, porque Venus y Neptuno atraen más bien lo platónico, es puro sentimiento e ilusión.

Es buen momento para “flechazos” de amor, que no siempre se concretan, pero son de antología, como el amor inmortal de Dante por Beatriz, su idealizada musa poética que nunca llegó a nada físico; o como Cyrano de Bergerac, que por idolatrar a su Rosanna fue capaz de escribir cartas de amor para ella, pero en el anonimato; esas cartas se las daba a otro hombre, del que Rosanna estaba enamorada.

Venus y Neptuno juntos son ideales para que con su influencia, los seres humanos se sientan inspirados y escriban poesía, compongan canciones, o simplemente, se sientan como en una nube por un ideal romántico y sublime.

Lo “malo” de Venus y Neptuno

Es que nos puede sacar del mundo real; eso es muy bueno si estamos conscientes de nuestras fantasías y nos evadimos un rato de la realidad y nos distraemos soñando las cosas que queremos; es también muy bueno si usamos esas fantasías para crear una obra literaria, el guión de una película, un cuadro surrealista, etc.

Sin embargo, si nos creemos nuestras fantasías, el asunto ya no es tan bueno. En lo que respecta al amor, Venus y Neptuno nos pueden dar tendencia a idealizar a la persona de la que nos enamoramos, y la colocamos en un pedestal, y luego, nos damos el “trancazo” y vienen las decepciones, cuando empezamos a descubrir los naturales defectos que como ser humano, tiene la persona de la que nos hemos enamorado.

También puede pasar que nos montemos un “cerebro” viendo “señales” donde no las hay; que si nos miró de tal forma, que si se me insinuó, que si quiere algo conmigo, en fin, ese tipo de fantasías en la que terminamos “estrellados” ante la dura realidad, que dista mucho de aquello que nos imaginamos.

Es bueno y agradable vivir esta energía de Venus y Neptuno

Siempre y cuando tengamos noción de lo que estamos viviendo y no nos desfasemos del mundo real; podemos disfrutar el sentir que estamos viviendo una aventura romántica, que somos protagonistas de una película o somos los personajes de un libro, pero con la suficiente claridad mental para saber que se trata de una ficción, y que la mejor manera de darle un final feliz a esa ficción es conectarla con la vida real y cotidiana.

Esta explicación que he dado de la conjunción entre Venus y Neptuno, es astrológica, es decir, la ciencia que estudia los efectos psicológicos de los planetas en el ser humano. Ahora les comparto un pequeño video de youtube, con una explicación astronómica, que estudia la posición física de los planetas en el espacio.

En el video se indica que esta conjunción se da en la constelación de Acuario; no se vayan a confundir con el hecho de que estos astros están en el signo de Piscis, porque el signo es una cosa, y la constelación es otra, aunque los signos tomaron sus nombres de las constelaciones.

Las constelaciones son grupos de estrellas que abarcan una rueda más grande que la rueda zodiacal de los signos, que se forma de la órbita de la Tierra con respecto al Sol. Hace muchos años las constelaciones y los signos coincidían, en la actualidad no… pero eso es otro tema, solo les aclaro para que no se confundan.


Pedro González Silva