Último tramo aprendizaje del Nodo Lunar Norte en Cáncer

Estamos viviendo la última etapa en el aprendizaje que nos ha traído el Nodo Lunar Norte en su tránsito por el signo de Cáncer.

Último tramo de la “misión hogar”

El Nodo entró a esta franja del zodíaco en noviembre de 2018, y en aquel momento, escribimos que “esta misión en Cáncer, nos lleva a valorar más la unión familiar, a darle mayor importancia a la vivienda, a conectarnos más con nuestro mundo psíquico y emocional, a equilibrar nuestras responsabilidades laborales y asuntos prácticos, con la atención que debemos prestar a los seres queridos, y cobra mayor importancia el aspecto de la alimentación”.

Es evidente que en medio de la cuarentena que estamos viviendo en el mundo entero, la misión o aprendizaje que nos marca el Nodo Norte en Cáncer, se está dando, así sea de manera forzosa, hasta que culmine el peligro de la pandemia.

Y por tanto, este aprendizaje debe llevarnos a un mayor énfasis en nuestra vida familiar, a más tiempo para nuestros procesos psíquicos y emocionales, y el tema de la alimentación pasa a ocupar una mayor importancia de la que ya de por sí tiene.

El Nodo Norte “medio”, que es el que tiene valor astrológico

Pasará de Cáncer a Géminis el 4 de junio; sin embargo habrá un proceso de transición a partir del 5 de mayo, cuando el Nodo “verdadero” entre a la franja geminiana.

Esta transición de mayo a junio, nos lleva a una nueva misión, esta vez relacionada con la energía geminiana; mientras la de Cáncer nos llama a centrarnos en el hogar, la familia y nuestro mundo emocional, la de Géminis nos ha de llevar a un mayor contacto con los demás, a una mejor comunicación, por lo que el nuevo aprendizaje estará basado en nuestras relaciones interpersonales.

De mayo a junio, el regreso a la calle

Entonces, esta transición puede indicar de mayo a junio, el regreso a la calle, el fin progresivo del confinamiento y una misión que nos lleve a reformular la manera en que nos relacionamos con los demás.

Por lo pronto, debemos aprovechar al máximo, este último tramo del aprendizaje que marca el Nodo Lunar Norte en Cáncer, en relación a nuestro hogar, vida familiar y expresión emocional.

Pedro González Silva