Plutón como planeta dominante

Plutón

Una de las reglas que dicta la tradición astrológica, es que cuando varios astros se contactan, aquel cuyo recorrido sea más lento, será el que predomine energéticamente en ese momento.

Plutón será el planeta dominante en el 2014

De acuerdo a esta regla, Plutón será el planeta dominante en el 2014, pues todos los aspectos astrales (contactos o ángulos entre planetas que se forman en el cielo) tienen la participación plutoniana, y este es el astro de más lento recorrido por el zodiaco.

Dentro de estas configuraciones cósmicas que se han formado y se formarán en 2014, una de las más importantes es la Luna Nueva que ocurrió el pasado primero de enero en Capricornio, y que marcó el inicio de este año, con la intensa influencia de Plutón.

Este astro también es protagonista de las cruces cósmicas que se han formado y se estarán formando en estos próximos meses.

Esta Luna Nueva ocurrió con una cuádruple conjunción astral

Sol, Luna, Mercurio y Plutón, y siendo este último el planeta más lento, su energía es la predominante, y siendo esta la primera “lunación” del año, su influencia nos acompañará estos doce meses.

Además, esta cuádruple conjunción formó a su vez un ángulo de mucha tensión (cuadratura) con Marte desde Libra. Plutón y Marte tienen energías afines, sólo que la del primero es implosiva, y la segunda, explosiva.

El efecto de Plutón, en principio, se va dando de forma subterránea, casi sin darnos cuenta, va corroyendo viejas estructuras, va minando bases endebles o desgastadas, va provocando transformaciones muy profundas que no se perciben hasta que ya se han dado del todo.

Luego de un tiempo de efecto subterráneo, de pronto Plutón emerge como la lava del volcán, y los cambios se manifiestan en medio de una “crisis”, es decir, de un momento del confrontación entre lo viejo y lo nuevo, entre lo que nace y lo que muere.

Esta energía de Plutón, en lo individual, implica cambios psíquicos

Que se van dando en nosotros sin que nos demos cuenta, hasta que al fin caemos en cuenta que hay cosas que ya no nos interesan, que estamos dejando atrás; notamos de pronto que hemos cambiado, crecido, evolucionado.

Igual ocurre en el colectivo, cuando de pronto una sociedad da un viraje, que primero se estaba gestando en lo interno de cada quien, y de pronto la conciencia colectiva emerge y se activa, generando los cambios cíclicos que cada cierto tiempo vivimos.

El 16 de enero se produce la Luna Llena, que desarrollará las consecuencias de la pasada Luna Nueva, y que exaltará al plano psíquico, al plano del inconsciente colectivo, las energías que se activaron desde el pasado primero de enero.

Con la Luna Nueva, la necesidad de cambio en cada uno de nosotros

Puede haberse presentado en forma instintiva, como una sensación, un deseo sin forma definida; con esta Luna Llena podemos lograr “iluminación” en cuanto a qué área de nuestra vida se está transformando, y puede además, manifestarse en el colectivo, como una toma de conciencia global que va generando un nuevo rumbo en la sociedad.

La Luna Llena se dará exactamente en jueves 16 de enero a las 12:23 de la madrugada, hora de Venezuela (04:53 GMT). Recomiendo meditar antes de dormir; dejar la mente suelta, libre de pensamientos, y concentrarnos en nuestra respiración.

Pedro González Silva