Se puede meditar dibujando mandalas

Por qué colorear mandalas puede servirte

Formas circulares

Descubrir que se puede utilizar un lápiz para dibujar círculos en un papel cuando somos niños, es una parte fundamental de nuestro desarrollo artístico. De hecho, es el primer hito importante en la creación de imágenes, ya que el círculo es una de las primeras representaciones del yo, menciona la terapeuta artística y psicóloga, Cathy Malchiodi, en la revista Psychology Today.

Malchiodi explica, además, que a estas formas circulares se las conoce en el arte como mandalas, un término en sánscrito que significa “círculo sagrado”. Durante miles de años, la creación de diseños geométricos circulares ha sido parte de las prácticas espirituales del mundo, y casi todas las culturas han venerado el poder del círculo.

Los orientales han utilizado mandalas específicas para la meditación visual durante siglos. También se pueden encontrar formas circulares en el monumento prehistórico Stonehenge en Inglaterra, y en el laberinto del siglo XIII en la base de la Catedral de Chartres (Francia). Sin dudas, los buscadores espirituales han creado consistentemente mandalas para atraer lo sagrado.

Posibles beneficios de colorear mandalas

En un estudio realizado por expertos de la Universidad Knox, publicado en 2005 en el Journal of the American Art Therapy Association, se examinó la efectividad de diferentes actividades artísticas, para bajar la ansiedad de un grupo de 84 estudiantes universitarios. La investigación demostró que la coloración de un patrón geométrico razonablemente complejo, podría inducir un estado de meditación, que beneficiaría a quienes sufren ansiedad.

Además, los efectos de equilibrio y de reducción de ansiedad que se obtienen al colorear y crear mandalas, podría convertirlos en una herramienta para ayudar a calmar o a prevenir episodios maníacos en quienes padecen bipolaridad, según explica la doctora en psicología, Barbara Bachmeier, en el portal PsychCentral.

Fuente: Yahoo!