¿Qué pasa con nuestras redes sociales cuando morimos?

¿Qué pasa con nuestras redes sociales cuando morimos?
¿Qué pasa con nuestras redes sociales cuando morimos?

Millones de personas tienen cuentas en las redes sociales, pero cuando los usuarios fallecen muchos familiares no saben cómo eliminar los perfiles. Conozca qué políticas emplean las plataformas más populares para certificar el deceso de un usuario.

Facebook

Se puede llevar a cabo el procedimiento legal contactando directamente con la compañía, la cual solicitará la confirmación del deceso. El allegado del fallecido tendrá dos opciones: eliminar la cuenta o solicitar la creación de un perfil conmemorativo. En ambos casos se deberán facilitar documentos que determinen la relación con el difunto. En Facebook existe la posibilidad de configurar previamente quién será responsable de la cuenta en caso de fallecimiento.

Twitter

Si la cuenta de un usuario de Twitter se mantiene inactiva durante seis meses, esta caduca automáticamente. Sin embargo, existe la posibilidad de acceder y gestionar la cuenta de un difunto contactando con la red social y acreditando que se es familiar directo o representante legal del fallecido. Entre otros documentos, Twitter solicita una declaración jurada que certifique la relación con el fallecido, así como una copia del certificado de defunción y del documento de identidad.

Google

En 2013 Google creó el servicio Gestor de Cuentas Inactivas que permite a los usuarios establecer un periodo tras el cual la compañía se encargará de avisarnos o de notificar a contactos de confianza que ya no empleamos la cuenta, e incluso podrá borrarla tras ese periodo. Si el usuario no ha utilizado dicho servicio, el procedimiento resulta algo complicado. Google estudia cada petición y después determina si facilitar el acceso a la cuenta de correo solicitada para su eliminación.

Instagram

En esta red social, los familiares de una persona fallecida pueden solicitar por correo electrónico la eliminación del perfil de una cuenta. El servicio de soporte de Instagram se pone en ese momento en contacto con el solicitante para pedirle los datos y documentos necesarios para cerrar el perfil.

Teniendo en cuenta que el 70% de la población mundial está en los social media, un porcentaje que no deja de crecer, y que cada minuto mueren 3 usuarios de Facebook, lo que supone 1,78 millones al año, plantearse estas cuestiones no está de más.

Eso sí, quizás logremos que nuestra huella en el mundo no desaparezca una vez que nos hayamos ido gracias a una resurrección online o a la creación de un clon o un holograma con nuestras mismas características dentro de 100 años. Con toda la información que estas plataformas tienen de nosotros, es viable, aunque también un poco aterrador.


Vía » ecuavisa.com