Acupuntura y Menopausia – Aliviar sofocos

Acupuntura y Menopausia — Aliviar sofocos

La acupuntura reduce la frecuencia y gravedad de los sofocos, según un meta-análisis publicado en la revista Menopause. La acupuntura es una metodología de la medicina tradicional china que se practica desde hace al menos 2.500 años.

Acupuntura y Menopausia

Consiste en la colocación de agujas finas en las partes del cuerpo conocido como “meridianos” que están determinados por el estado de salud específico a tratar.

En los últimos años, la investigación por los científicos occidentales confirmaron los beneficios de la acupuntura para numerosas condiciones de salud, sobre todo el dolor, y que ahora está cubierto por algunos planes de seguro privados.

Los sofocos es uno de los síntomas más comunes de la menopausia, reportado por el 85 por ciento de las mujeres estadounidenses. Éstos pueden comenzar tan temprano como tres años antes de la última menstruación de la mujer, y continuar hasta por 15 años después.

Sofocos extremadamente incómodos

Aunque la gravedad de las olas de calor varía de mujer a mujer, a menudo son extremadamente incómodos. Algunas mujeres pueden sufrir hasta 20 sofocos por día, y los sofocos durante la noche, incluso pueden causar insomnio crónico.

Para el nuevo estudio, los investigadores compararon los resultados de 12 ensayos aleatorios controlados por separado sobre un total de 869 mujeres que experimentaban la menopausia natural entre las edades de 40 y 60 años.

Las participantes habían utilizado diversas formas de acupuntura, incluyendo no sólo la forma tradicional sino también la acupresión, la acupuntura auricular, la acupuntura láser, la electroacupuntura y la acupuntura simulada.

Acupuntura reduce la frecuencia de los sofocos

Los investigadores descubrieron que todas las formas probadas de acupuntura redujeron la frecuencia de los sofocos. La acupuntura también redujo la severidad y los efectos no dependían de la cantidad de sesiones de tratamientos o de su duración. Los efectos duraron hasta tres meses.

— Más que nada, esta revisión indica que todavía hay mucho que aprender con respecto a las causas y tratamientos de los sofocos de la menopausia, dijo Margery Gass, directora ejecutiva de The North American Menopause Society.

La revisión sugiere que la acupuntura puede ser una alternativa eficaz para la reducción de los sofocos, especialmente para aquellas mujeres que buscan terapias no farmacológicas.

Medios naturales para aliviar los sofocos

La acupuntura es una de las muchas maneras no farmacológicas para ayudar a aliviar los sofocos relacionados con la menopausia. Una de las cosas más efectivas que se puede hacer es simplemente reducir sus niveles de estrés.

Algunos médicos creen que los desequilibrios de la progesterona y los estrógenos que se producen durante la menopausia pueden conducir a un aumento del estrés, y viceversa. La reducción de los niveles de estrés puede ayudar a normalizar los niveles hormonales.

Además, el estrés conduce a aumentos de adrenalina y a un correspondiente aumento de la temperatura del cuerpo, incluso en mujeres no menopáusicas.

Ropa más holgada

Otro simple cambio de estilo de vida que usted puede hacer es usar ropa más holgada, sobre todo alrededor de la ingle y el abdomen. Esto evita que la temperatura de la zona sensible aumente excesivamente. Algunos fabricantes comercializan ropa para mujeres con menopausia, la cual es más suelta, realmente floja, ropa de brisa.

Por supuesto, su dieta también puede tener un gran impacto. Los alimentos picantes, carnes y productos lácteos demostraron aumentar la frecuencia y gravedad de los sofocos, mientras que se comprobó que ciertos alimentos como la soja (que contiene compuestos de estrógeno) es buena para reducirlo.

Vitamina E puede reducir la gravedad de los sofocos

De acuerdo con un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Tarbiat Modarres en Teherán, Irán, un suplemento de vitamina E (y, por tanto, es de suponer, los alimentos ricos en vitamina E, como verduras de hoja verde, frutas tropicales y frutos secos) puede reducir la gravedad de los sofocos.

Muchas mujeres también descubrieron que la vitamina C o los alimentos ricos en vitamina C son útiles para reducir la frecuencia de los calores.

Por último, El Cohosh Negro es un remedio europeo muy popular para los sofocos y otros síntomas de la menopausia. Estudios han demostrado que funciona tan bien como el estrógeno farmacéutico, y también puede evitar la sudoración excesiva.


theepochtimes.com