Atraer la prosperidad a este mundo – Enseñanzas de la Cábala

El dinero, el oro, los coches, las mansiones, las joyas y un guardarropa de alta moda, NO son objetos de adoración, incluso si estamos obsesionados por poseerlos todos. La verdadera, auténtica y oculta adoración de ídolos es cuando obedecemos y adoramos a nuestro ego.

Maneras de atraer la prosperidad a este mundo

Es el EGO el que nos obliga a perseguir el dinero, el oro, los coches, las mansiones y otras posesiones materialistas externas en primer lugar.

Es el ego el que nos esclaviza al mundo exterior, especialmente nuestra reacción a la percepción que los demás tienen de nosotros.

Las mujeres a menudo se visten para impresionar a otras mujeres. Los hombres están obsesionados con superar a otros hombres. Nos preocupa lo que piensen los demás. Nos esclavizamos a sus opiniones sobre nosotros.

Si realmente silenciamos el ego, podríamos controlar todo el mundo físico, en lugar de dejar que éste nos controle a nosotros. ¿Significa esto que no debemos adquirir riqueza y buscar el éxito?

No.

Forma proactiva, no reactiva

Significa que debemos hacerlo de forma proactiva, no reactiva. Hay dos maneras de atraer la prosperidad a este mundo desde el 99%

A través del lado oscuro o a través del sistema de la Luz.

Ambos tienen un sistema de “tubos” a través de los cuales fluyen las bendiciones del mundo superior hacia nuestro mundo. Estos dos sistemas coexisten.

Si algún objeto externo de nuestro deseo nos controla, significa que somos reactivos y esclavos y eventualmente habrá caos porque el “éxito” está fluyendo a través del sistema de tuberías del lado oscuro.

Remover nuestro ego y la influencia del oponente

Esta es la razón por la que podemos tener éxito en una parte de nuestra vida, pero en otras partes hay tragedia y dolor.

Sin embargo, si nos enfocamos siempre en remover nuestro ego y la influencia del oponente en todas nuestras acciones, ofrecemos y compartimos y hacemos del mundo un mejor lugar a partir de las bendiciones que recibimos, entonces nuestra abundancia es canalizada a través del sistema de tuberías que pertenecen a la Luz.

No habrá efectos secundarios. No es fácil de lograr. Pero así es como funciona.

por Billy Philips

Hablan los Estudiantes de Kkabbalah