Luz en la oscuridad… Júpiter en Escorpio

Luz en la oscuridad… Júpiter en Escorpio

Júpiter entrará a Escorpio el 10 de octubre y permanecerá un año en este signo, de manera que resulta interesante analizar los efectos que podría producir el astro en esta franja del zodíaco.

Ambos, signo y planeta, tienen algo en común: llevar las cosas al grado máximo o extremo. Júpiter expande, aumenta, exagera, agranda; Escorpio radicaliza, intensifica, polariza.

Pero a la vez, ambas energías representan contrastes: mientras Escorpio tiende a ocultar, Júpiter suele hacer que aflore lo oculto, de manera que dos polaridades entran en conflicto cuando el planeta recorre a ese signo.

Lava que brota de un volcán

Por tanto, la combinación de ambas fuerzas es sin lugar a dudas de gran intensidad. Es muy probable que todas aquellas cosas que por alguna causa u otra, permanezcan ocultas, salgan a flote, cual lava que brota de un volcán.

Asimismo, la tendencia que provoca esta configuración astral, es la de llevar a su grado máximo y extremo las posturas antagónicas, hasta el punto de colocarlas en el dilema de “todo o nada”.

Júpiter tiene el efecto de una lupa

Pero a diferencia de ésta, no es sólo un efecto visual, sino que en efecto, agranda o expande las energías por donde transita. Escorpio es un signo que suele acumular resentimientos, y con un paso jupiteriano, esas emociones se exteriorizan y estallan.

Escorpio es un signo de evolución muy marcada

Por tanto, puede rozar situaciones escabrosas y subterráneas, como puede también elevarse a lo más alto y desarrollar una poderosa visión que le permite alcanzar los más grandes niveles de conocimiento universal. Con Júpiter allí, muchos misterios o secretos pueden develarse, entrará luz al mundo subterráneo y nos permitirá ver lo que allí se esconde.

Júpiter a su paso por este signo, tanto puede remover y hacer estallar esas áreas sucias de la polaridad no evolucionada de Escorpio, como puede acoplarse muy bien con las cualidades más evolucionadas del signo y desarrollar una profunda filosofía de la vida que le permite ser visionario, maestro, creador y mago.

La unión de Júpiter con Escorpio

La podemos entender de esta manera: el Dios de los Cielos, el líder del mundo luminoso, osa entrar en el lado oscuro del Universo donde gobierna Plutón, el Dios del Infierno.

Escorpio se relaciona con finanzas públicas, administración y sector petrolero.

Júpiter transitando por este signo puede indicar mejora en los precios del petróleo, mayor circulante de dinero, dinamización de la economía, pero también puede indicar derroche e hiperinflación.

Júpiter, relacionado con liderazgos e ideologías, coloca al sector político bajo una energía de profunda transformación, donde mueren viejos modelos para dar a luz nuevas concepciones y filosofías.

Hay tendencia a que se lleve a los extremos la batalla entre lo que se considera el bien y el mal, no obstante, las leyes superiores del Universo en algún momento pueden develar que la polaridad es una ilusión, que el bien y el mal se entremezclan, que los extremos se tocan.

El misterio de la unidad será comprensible para aquellos que logren remontar vuelo y alcanzar el nivel más alto de evolución.


Pedro González Silva

Los comentarios están cerrados.