Gran conjunción capricorniana histórica 2020

La gran conjunción planetaria que está ocurriendo en Capricornio, promete marcar un antes y un después en la historia de la humanidad, y hacer del 2020, un año fuera de lo común. Ya tenemos antecedentes históricos de los efectos de conjunciones de los planetas lentos (que son los que generan efectos más intensos a su paso) en la franja zodiacal capricorniana.

Conjunción capricorniana histórica

En 1989, la confluencia de Saturno, Urano y Neptuno en Capricornio, coincidió con la caída del Muro de Berlín, que mantenía dividida en dos a Alemania; luego, en el 90, se disolvió la Unión Soviética, mientras EEUU libraba una guerra contra Irak.

Este año 2020 comenzó con mucho movimiento, y sólo tenemos que seguir las noticias que están en pleno desarrollo, para darnos cuenta que tendremos un período anual fuera de lo común.

Acaba de ocurrir un eclipse de Luna el pasado 10 de enero en Cáncer, justo frente a la gran conjunción que en estos momentos ocurre en Capricornio: Saturno y Plutón, con el agregado del Sol y Mercurio.

Desequilibrios energéticos

Estas grandes conjunciones suelen traer desequilibrios energéticos que generan sucesos fuera de lo común, que dejan huella, y que muchas veces provocan derrumbes de estructuras caducas y la construcción de nuevos modelos de sociedad.

Saturno y Plutón pueden provocar eventos económicos que muevan grandes capitales y signifiquen un re-acomodo en las relaciones de poder entre las grandes potencias. El mundo petrolero estará especialmente influenciado y las finanzas públicas en los diversos países vivirán grandes reestructuraciones.

Las masas populares en el mundo

En estos primeros seis meses del año, será muy importante el papel que jueguen las masas populares en el mundo; la Luna eclipsada frente a la gran conjunción, puede generar un gran cambio en la psique colectiva, en sus hábitos y en sus reacciones; los efectos de este eclipse que acaba de ocurrir se harán sentir con fuerza, con el agregado de la influencia de Mercurio, que moviliza.

Luego vendrá el efecto de Júpiter, que ya está en Capricornio, pero al que todavía le faltan unos meses para alcanzar a Plutón y provocar una ola expansiva de todo lo que se estará generando en estos primeros seis meses…

El gráfico astrológico muestra a la Luna desde Cáncer, al momento de su eclipsamiento, frente a la gran conjunción formada por el Sol, Mercurio, Saturno y Plutón en Capricornio.

Pedro González Silva