Luna Nueva en Cáncer

Ya transitamos la Luna Nueva en Cáncer, signo regido por la Luna y también por Ceres. Ceres, o Demetra, diosa de la Agricultura, habla de este signo desde esa necesidad de ver y ayudar a crecer, de alimentar, de proteger y cuidar, de proveer, de amar sin esperar nada a cambio.

Luna Nueva en Cáncer — Julio 2022

En otras palabras el arquetipo de la Madre.

Pero como si de una jugarreta se tratase, esta Luna Nueva que se forma en Cáncer mañana 29 junto a Lilith, ese punto vacío en el ciclo de la Luna alrededor de la Tierra, y que habla del arquetipo de la indignación femenina, ante un patriarcado, ante un mandato que cuesta obedecer.

Hay tres Liliths en astrología que puedes colocar en tu carta

Tenemos la Luna Negra Lilith, el Asteroide Lilith y la menos conocida Luna Oscura Lilith.

Comparando los tres Liliths con la historia bíblica, ella dice:

El asteroide Lilith describe la primera etapa del mítico viaje donde es reprimida, humillada al ser echada del Edén y su huida en una furia ardiente a un vacío desolado.

La Luna Oscura Lilith representa el dolor de su exilio donde conspira y ejecuta venganza. La Luna Negra Lilith muestra cómo transmuta su imagen distorsionada en su expresión saludable natural.

Luna Negra Lilith

La más usada es la Luna Negra Lilith, que habla de ese punto vacío del apogeo de la Luna en su ciclo alrededor de la Tierra. Pero Lilith emana de muchas culturas, la más conocida, la de la historia judía como primera mujer de Adán, creada no de la costilla de éste como Eva, sino de la tierra como fue creado Adán.

Por tanto su igual. Se decía que ella tenía problemas acatando las órdenes de éste y sobre todo de yacer por debajo de él en el acto sexual.

Esto causa su rebelión y por ende su expulsión del Edén, del cual sale en plena furia y se dedica a volver loco a los hombres con quien se encuentra y a matar niños, o mejor dicho a provocar los abortos y perturbar los nacimientos saludables, fruto de la relación entre masculino y femenino tradicional.

Pero Lilith también aparece en el templo de Inanna, la Venus Sumeria, como sacerdotisa encargada de salir en busca de los hombres para atraerlos al templo para las noches de entrega a la sexualidad orgiástica sagrada, que se llevaba a cabo en lo más profundo del templo.

Después de lo cual, tanto Inanna como las sacerdotisas procedían a bañarse en aguas sagradas que le devolvía su virginidad. Ésta habla más de una sexualidad femenina, más sagrada, libre de juicio. Antes de la época judío – cristiana.

¿Cómo puede influenciar Lilith a esta Luna Nueva en el signo símbolo de la madre?

Nos describe el momento donde muchas/os nos encontramos luchando con esa Madre real o interna (en caso que ya no esté) que lucha entre su individualidad y su proceso de ser Madre.

Ser Madre no significa dejar de ser Afrodita, aunque muchas mujeres encuentran el balance entre estos dos arquetipos, difícil de llevar. Cuanto más inconsciente sea este aspecto de la maternidad más a merced de Lilith nos encontraremos.

No es posible vivir perennemente e inamoviblemente en un sólo arquetipo. Cuanto más neguemos o ignoremos alguno, más gritará en nuestro interior. Cuanto más negamos la necesidad de libertad e individualidad del proceso de ser Madre, más gritará la Lilith.

Júpiter en Aries

Júpiter en Aries forma una cuadratura a esta Luna Nueva en Cáncer, lo que nos lleva al reconocimiento que para individualizarnos, debemos “salir” de la “tribu”, o sea del mandato cultural y familiar. Parte del proceso de hacernos adultos implica dejar la tribu, física o mentalmente.

La dificultad y muy acentuada en esta lunación, es que la tribu, nunca facilitará este proceso. Cuando un miembro de ella se quiere individuar, la tribu (la familia) dificultará ese proceso. El espíritu de sobrevivencia de la historia familiar obliga a los miembros de la tribu a proteger su estabilidad.

Este es el verdadero drama de esa primera cuadratura en la carta astral, entre Aries y Cáncer. ¿Cómo individuarme, cómo salirme del mandato tribal, sin ser castigado por la tribu? Desde ya que si tienes planetas en Aries y Cáncer no será fácil para ti.

La dificultad es potente hasta que comprendemos que este proceso no tiene porqué ser físico, sino que ocurre interiormente. ¿Cómo?

Pues cuando podemos Ser

Sin sentirnos afectados por la crítica o la opinión familiar. Cuando podemos hacer de Madre de nosotros mismos, cuidándonos y amándonos, acompañándonos en nuestro proceso de evolución y crecimiento sin necesitar más de la familia, y por sobretodo la aprobación familiar y/o cultural.

Amarles no significa obedecerles en todo. Si logran apoyarnos en lo que “debemos” hacer sin juzgarnos y prometiendo estar allí por si tropezamos, entonces venimos de una familia con amor.

Arquetipo de Lilith

Pero esta Luna Nueva en Cáncer, nos recuerda del arquetipo de Lilith que vive en lo más profundo de nuestra psique y que nos dice que no podemos ser la Madre perfecta ni tenerla “todo el tiempo”.

Permitirles (a nuestra madre) y a nosotras mismas, vivir ese aspecto de nuestra psique que pide a gritos libertad e individualidad. Aceptar esta dualidad nos ayuda a ser mejor madres y a no exigir tanto de nuestra propia Madre.

¡Cuidaros unos a otros y Feliz Luna Nueva en Cáncer!

Relacionado

Astrología Arquetípica – Cristina Laird
Astrología en simples palabras