Kintsugi – Arte japonés de arreglar lo roto con oro

EL Kintsugi (金継ぎ) es una antigua técnica japonesa para reparar objetos de cerámica con la resina del árbol de la laca y polvo de oro. La historia del kintsugi (en japonés carpintería de oro) comienza a finales del siglo XV cuando el shōgun, Ashikaga Yoshimasa envió a reparar a China uno de sus tazones de té favoritos.

Kintsugi

El tazón volvió arreglado pero con unas feas grapas de metal que le hacían inservible y tosco. El resultado no gusto al general, por lo que busco artesanos japoneses que dieran con una mejor solución, desarrollando así una nueva forma de reparar cerámicas.

Fue tal éxito del kintsugi, que algunos coleccionistas japoneses fueron acusados ​​de romper deliberadamente valiosas cerámicas, sólo para tenerlas reparadas en oro.

Objetos dañados en verdaderas obras de arte

Una técnica muy valorada que convierte objetos dañados en verdaderas obras de arte.

El kintsugi añade un nuevo nivel de complejidad estética a las piezas reparadas. Hace que antiguas vasijas pegadas sean aún más valoradas que las que nunca se han roto.

Como si estuvieran cosidas con hilo de oro macizo por un orfebre, las piezas que podían haber acabado en la basura renacen aún con más belleza. En una gran ironía de esta época del usar y tirar.

Elzo Meridianos