Hechizos y Creencias Populares de México

Polvo Ajo
Si se quiere obtener dinero, el “polvo de ajo macho”
Las supersticiones mexicanas abundan en la rica historia cultural y religiosa de México.

La superstición y la religión profundizan tanto en el reino de lo desconocido, con la tradición y la fe para dar credibilidad a sus costumbres supersticiosas.

Mientras que la religión a veces mantiene a raya a la superstición, la superstición está arraigada en forma de historias relatadas durante generaciones, que hacen creer en su veracidad.

Forma parte del ser humano la superstición y la creencia de que se puede atraer la buena suerte y alejar la mala. En los puestos de muchos mercados se ofrecen yerbas, huevos, amuletos, estampas, velas, polvos, dijes, imágenes, cruces, listones, calaveras, piedras de colores, pulseras, collares y un sinfín de cosas que prometen salud, amor, dinero y mucho más. Es decir, ofrecen a quienes las usan dominar y modificar sus circunstancias.

Las supersticiones en México cumplen una función muy importante, pues ayudan a desahogar esa parte oscura del espíritu humano que sigue creyendo en el poder de los objetos.

Desde tiempos de la conquista, la mezcla de razas negra, europea e indígena dio por resultado un complejo mosaico de creencias en lo sobrenatural. Por esa razón, los amuletos o recursos parecen no tener lógica para quien los ve por primera vez. Por ejemplo:

— La imagen de un santo puede estar unida a una herradura y adornada con listones rojos. La imaginación popular no tiene límites cuando se trata de conseguir lo que se desea, por eso los clarividentes y los yerberos venden remedios y amuletos para todas las ocasiones.

— Si se quiere obtener dinero, el “polvo de ajo macho”, el “polvo de ven dinero” y el “polvo de nueve yerbas del indio” son ideales.

— Para hacer buenos negocios, el “polvo del retiro” promete ambientar el hogar, la oficina o el negocio y retirar a la persona que nos hace mal y nos perjudica. Según las indicaciones, su preparación científica nos atrae el bien, evita las malas influencias y retira fuerzas negativas. Debe arrojarse por donde pasa la persona negativa y aplicarse al hogar o negocio durante nueve días. El sobrecito recomienda: use el incienso y el perfume del retiro.

— Los ramos para negocio son también muy solicitados. Consisten en una combinación de varias yerbas y flores, entre las que se encuentra el perejil, la ruda, el romero, la albahaca, los claveles y las violetas. Se ata con una tira de palma y se rocía con agua perfumada. Debe comprarse los días martes o viernes y colocarse en el establecimiento donde, según afirman los que saben, absorberá las vibraciones negativas y limpiará el ambiente para que las transacciones comerciales ocurran sin tropiezos.

— Otro recurso es tener cerca de la entrada una maceta en la que esté sembrada una sábila o áloe. Esta planta deberá tener atado en un extremo un listón rojo. La combinación de tales elementos protege y bendice el lugar y a los que allí habitan o trabajan.

— Para atraerse la suerte en juegos de azar tampoco faltan recursos. El Legítimo polvo de chango macho promete espíritu de buena suerte en los juegos de azar y en los negocios, riqueza y protección contra espantos. Contiene oro y plata para la buena suerte. Debe ponerse en manos y cuello antes de empezar a trabajar o a jugar.

— Ciertos polvos llamados de chuparrosa son, según dice el sobre: “Perfume natural de las flores, polvo de chuparrosas disecadas, molidas y pulverizadas en Luna llena para que conserven el perfume. Úselo polveando todo el cuerpo en día viernes después del baño en la alcoba para obtenerla gracia del amor y las buenas amistades.