Exorcista La Historia Real

Exorcista La Historia Real, InfoMistico.com

Tengo que admitir que escribir sobre El Exorcista todavía me pone increíblemente nervioso. Por otro lado, voy a hacer un esfuerzo por contaros la verdadera historia que hay detrás de esta icónica película con motivo de su 50º aniversario de estreno (el estreno formal tuvo lugar el 19 de junio de 1973 en Nueva York).

La historia real detrás de la realización de El Exorcista

Sí, incidentes reales sirvieron de base para El Exorcista. La película dirigida por William Friedkin sigue siendo considerada la película de terror de referencia de todos los tiempos.

El exorcismo de la joven Regan (Linda Blair) por parte de un joven sacerdote (Jason Miller) en la película está basado en el conocido libro de William Peter Blatty, quien a su vez se inspiró en un caso real de posesión demoníaca para crearlo.

El caso de Roland Doe

La historia comienza con Roland Doe, un niño que supuestamente fue poseído a finales de los años cuarenta.

Aunque su verdadero nombre sigue siendo desconocido hoy en día, la Iglesia católica le dio el alias de «Roland» para hacer públicos los hechos. Para su libro, el autor se basó en relatos de la prensa de la época, así como en los diarios que llevaba Raymond Bishop, el sacerdote exorcista.

Nacido en 1936, Roland Doe fue criado por su familia luterana-cristiana en Cottage City, Maryland. Su tía Harriet, una espiritista que le introdujo en el mundo de la guija, y él estaban muy unidos. Era hijo único.

El joven trató de comunicarse con su tía en el tablero de mensajes después de que ella falleciera, y poco después comenzaron los «síntomas» de su posesión demoníaca.

La casa se llenó de ruidos extraños y los muebles se movían solos

Incluso un jarrón de agua bendita que levitaba sobre la mesita de noche del niño cayó de repente al suelo. Los médicos examinaron al pequeño, pero, según Schulze, un sacerdote local, no pudieron determinar qué le ocurría.

El mismo párroco sorprendió a la familia con una noche de terror pidiendo permiso para llevar a Roland a su casa para que lo observaran durante toda la noche. Según Schulze, la cama del niño hacía ruidos, las paredes se arañaban e incluso las sábanas se movían solas.

El reverendo llegó a la conclusión de que Roland necesitaba el rito de exorcismo luterano.

Edward Hughes

Así fue como Edward Hughes, un sacerdote católico romano que realizó el ritual en el Hospital Universitario de Georgetown, entró en contacto con el caso. Sin embargo, la agresividad del joven obligó al sacerdote a poner fin al exorcismo y enviar al niño a su casa.

Incluso recibió heridas de Roland que tuvieron que ser cosidas. La familia no tardó en llevar al niño a visitar a otros dos sacerdotes, Raymond Bishop y William S. Bowdern, después de que al niño le salieran múltiples ronchas en el cuerpo durante el viaje.

Ambas personas vieron los extraños sucesos en la casa de Roland, y entonces ejecutaron el exorcismo con la autoridad del arzobispo local. Este les pidió que lo llevaran a cabo en secreto, pero que llevaran un diario de los detalles.

Demonio (evil) e infierno (hell)

Según los escritos, a lo largo de la ceremonia, el cuerpo de Roland mostraba las palabras «mal» e «infierno», y durante uno de sus ataques de ira, supuestamente «habló en una lengua extraña» y rompió la nariz de uno de los asistentes.

Además, tuvieron que repetir el mismo rito hasta 30 veces en el transcurso de varias semanas, además de realizar un exorcismo.

Afortunadamente, el ritual tuvo éxito y la vida volvió a la normalidad para la familia. La iglesia local tenía información de que Roland era un hombre próspero, casado, contento, padre y abuelo.

Hasta nueve sacerdotes y 39 testigos

Reconocieron haber firmado un documento en el que afirmaban creer que la situación de este niño implicaba una posesión, a pesar de que otros, como el autor Mark Opsasnick, no comparten esta opinión.

El autor afirma que se ha entrevistado a testigos locales, incluidos sacerdotes y miembros de la familia, y que el niño nunca utilizó una lengua extranjera, sino que se limitó a repetir frases en latín que había escuchado.

Nunca le hicieron daño porque no hay pruebas que apoyen la afirmación del sacerdote Hughes de que intentó exorcizarlo.

Eventos sobrenaturales «se exageraron»

El compañero de clase del chico afirma que los sucesos sobrenaturales fueron «exagerados».

Incluso Joe Nickell, otro investigador, afirma que Roland Doe era un mocoso mimado que solo buscaba atención. Haya o no posesión real, creer en ella es «una cuestión de fe», una religión que todavía nos llena de miedo a nivel cinematográfico.

El Exorcista, que recaudó 441 millones de dólares en todo el mundo con un presupuesto de 11 millones, fue la primera película de este tipo en recibir una nominación al Oscar.

Temas relacionados

Con información de Yahoo!

Scroll al inicio
Abrir Chat
1
💬 Toc, Toc
Escanea el código
¿Necesitas Ayuda?